Generalmente uno espera gritar los goles de su equipo. Pero que pasa si una jugadora anota en su propio arco. Puede parecer absurdo pero ocurre.Como es el caso de la defensora sueca, Helen Eke, quien en su intento de rechazar el balón, terminó colocando mal el pie y marcó un sorprendente autogol.

Pero no es el único autogol que va del año. Recordemos que en el Mundial Femenino Canadá 2015 en el partido entre Japón e Inglaterra. La jugadora inglesa Laura Bassett dejó  sin posibilidades a su selección de disputar la final. Tras marcar un autogol a los 92 minutos.

0 Comments

No Comment.