Solemos cometer el error de referirnos al fútbol femenino como si fuera la hermana pobre del balompié. Con menos recursos, hinchadas más pequeñas y menor olor de multitud, su popularidad está en entredicho. Sin embargo, el juego es el mismo, sean hombres o mujeres quienes lo practiquen, los equipos pierden si sufren una goleada, y cuando no hay goles es una derrota para los que ven el partido. La popularidad del fútbol no depende del género sino de su calidad, y la victoria de la selección de Estados en el último mundial de Fútbol de Canadá, fue una prueba  de esa afirmación,

La cadena televisión FOX, promedio al menos 25.4 millones de televidentes en la final contra Japón. Si lo comparamos con otros eventos deportivos del año como la final de la NBA (13.9 millones) o la final del hockey (7,6) fue una demostración de la popularidad del fútbol femenino: hasta el momento es el evento relacionado al fútbol más grande en la historia de Estados Unidos. Desde afuera no parece extraño pues se trataba de un equipo norteamericano en la final de un mundial, desde Estados Unidos la visión era diferente: por primera vez a un grupo de deportistas exitosas estaba en el lugar que merecían, en las portadas de todos los medios deportivos.

Esta masiva exposición no se debió solo a que fueran mujeres. La final del mundo vio a un equipo que aplastó a su rival, Japón, con un hattrick de Carly Lloyd,la diez de Estados Unidos, que incluyó un gol de media cancha. El mercado terminó por derrumbar aquel muro separaba al fútbol femenino del fútbol. A raíz de la victoria se empezaron a vender camisetas para mujeres y hombres de las futbolistas norteamericanas. No era una cosa de chicas, era una cosa de todas l@s amantes del fútbol. Nadie quería quedarse afuera de la fiebre.

La inmensa popularidad del fútbol nos vuelve miopes de una realidad: el balompié se está convirtiendo en el deporte más practicado por las mujeres jóvenes alrededor del mundo. La firma de relaciones públicas Repucom, en un reciente informe indica que el fútbol es el deporte más popular entre las mujeres menores de 30 años alrededor del mundo. Mujeres jóvenes quienes ya sueñan en algo inimaginable hace veinte años, levantar la copa mundial de fútbol femenino.

0 Comments

No Comment.