Fútbol femenino estuvo presente alentando a la blanquirroja desde la tribuna sur. 

El corazón se detiene cada vez que sale la selección, así sea para calentar previo a un partido. 

La emoción de escuchar a una sola voz a 30 mil almas cantar el himno nacional. 

Con este gol todo el estadio se vino abajo. ¡Jefferson Agustín Farfán Guadalupe, por su mamacita!

La hinchada alentó los 90 minutos del partido, a pesar de los altos y los bajos de nuestra selección. 

Así fue como jugó el número 12 ayer en el Estadio Nacional. Nosotros somos una hinchada que cree, que reniega, pero que siempre regresa a pesar de todo a seguir alentando. #FuerzaPerú

 

 

 

0 Comments

No Comment.