En la profundidad del Colegio La Recoleta, en una pequeña cancha sintética una veintena de chicas de 13 a 16 años entrenan día a día para ser las campeonas nacionales a nivel escolar.  A las cuatro de la tarde termina su día de escuela, pero recién empieza el verdadero desgaste. A pesar de tener muchas actividades dentro y fuera del colegio, por dos horas se olvidan de todo. Cambiadas y con los chimpunes puestos, cogen una pelota y empieza la práctica.

Kiara Calmet, el refuezo de 'La Recoleta'
Kiara Calmet, el refuezo de ‘La Recoleta’

El entrenador es Humberto Rojas. Un hombre delgado, con el cabello encanecido que reta y alienta a sus jugadoras superarse a ellas mismas. Porque el primer enemigo a vencer es una misma. Hay un ambiente de mucha amistad. Son chicas que se conocen hasta la saciedad, esa relaciones se traducen los resultados obtenidos. Son campeonas de ADECORE en la categoría “medianas”. Y durante los Juegos Deportivos Escolares Nacionales 2015 han tenido buenos resultados. Después de superar a los colegios más difíciles de Lima como el María Reina, El Champagnat, Villa María, estas niñas de 13 y 14 año se convirtieron en las campeonas de Lima. Pero vencer a las mejores de la capital no sería su único obstáculo.

Práctica de tiro en dos toques. 
Práctica de tiro en dos toques. 

En el campeonato para decidir el campeón regional, estuvieron en la serie “A” junto al colegio Dos de Mayo de Madre de Dios. Ambas escuadras disputaron una serie de ida y vuelta. Donde el colegio limeño se llevó un victoria contundente. 6-0 en el partido de ida y 4-1 en el de vuelta. Era un resultado esperable, hasta que se enfrentaron al Apolinario Ramírez Peña de Ucayali. Fue una final para arrancarse los cabellos. Empataron a un tanto hacia el final del segundo tiempo. Durante los penales se sobrepusieron al nerviosismo y se impusieron 3 a 2. Pero toda esa historia ha quedado atrás. Ahora entrenan esperando los encuentros que les enfrentarán con lo mejor del fútbol femenino de Perú.

Las protagonistas

El entrenamiento que prepara el profesor Rojas consiste en trabajo con la pelota, velocidad, fuerza y resistencia. Empiezan con una vueltas alrededor del campo de calentamiento. Luego inician unos estiramientos para soltar los músculos y entonces empieza lo fuerte.

Indira Sánchez es la defensa central del equipo. Tiene  13 años  con buena técnica, gran pegada y es muy dura de pasar. Le han apodado ‘Rocky’ y a ella ni le molesta.

—El fútbol me ha dado carácter— dice sin pestañear Indira. Sigue los pasos de su padre que también jugaba en la misma posición. Una defensa no puede ir a un encuentro contra los delanteras con miedo. Jugar fútbol le ha hecho más segura, se desenvuelve de mejor manera fuera de la cancha y ha podido hacer muchas amigas.

Indira Sánchez, la back central del equipo.
Indira Sánchez, la back central del equipo.

Todas dan lo mejor de sí para estar 100% listas para enfrentar las nacionales escolares. A pesar que es un duro reto, tienen muy en claro que los más importante — además de la victoria—  es divertirse en el campo con sus amigas. Esta generación nacida a principios del dos mil tiene las cosas claras. Ser una futbolista profesional no es una opción. Al menos en el Perú.  A primera vista el machismo que circunda el deporte no las ha afectado, como sí sucede fuera de ADECORE, sin embargo no es una prioridad jugar por otro equipo que no sea el escolar. Sus metas y sueños van más por estudiar y lograr ser alguien pero sin dejar el fútbol de lado. Además de tener una agenda muy apretada en el colegio se les hace casi imposible cumplir con horarios impuestos de las escuelas de fútbol.

Sus familias son su mayor soporte.  Alejandra Pacheco mencionó que su familia le enseñó que el fútbol no es solo para hombres. “Mi primo me enseñó que el fútbol no es solo para hombres” lo dice con una gran sonrisa en el rostro. Hay casos donde un papá le compraba más pelotas que muñecas. Una de las que anotó en la tanda de penales contra el colegio de Ucayali, Kiara Calmet, es el refuerzo de esta escuadra. “Mi papá me compraba más pelotas de fútbol que muñecas”.  Esta delantera tiene la opción salir del país para terminar estudios en el extranjero.  “Me gustaría irme a los Estados Unidos para poder estudiar y jugar allá”. Sueña por jugar con esa selección ya que tiene la nacionalidad norteamericana.

Trabajo de remate directo al arco. 
Trabajo de remate directo al arco. 

Para cerrar el entrenamiento, se dividen en dos equipos y comienza el juego. T. A pesar de que muchas empezaron desde cero el entrenador asegura que han evolucionado mucho y que están totalmente enfocadas en su próximo objetivo, quedarse con el campeonato nacional de fútbol escolar. Todas se despiden y se van con sus padres que las vinieron a recoger. Estas pequeñas guerreras disputarán el nacional en el Miguel Grau del Callao del 9 al 13 de noviembre. Los entrenamientos cada día se hacen más intensos pensando en la seguidilla de partidos. Pero saben que tienen un gran potencial y que pueden quedarse con la victoria. Grandes niñas que se enfrentan a un duro reto, pero que saben lo que es el sabor de la victoria y no lo piensan dejar ir. #FútbolEscolar

 

1 Comments
Diego Pacheco 21 noviembre, 2015
| |

Para dar seguimiento al reportaje, Recoleta campeonó en los Juegos Deportivos Nacionales Escolares. Las pequeñas guerreras lograron su objetivo!!!