El sueño de poder patear un balón y hacerle un gol a la distinción. Nació de Angie, una de las chicas del equipo, quien buscó al profesor y propuso el proyecto de entrenar a chicas no videntes. Y desde el 2012 viene funcionando, hasta el momento son 6 chicas y 2 arqueras, las únicas videntes de la cancha.

Los entrenamientos se viven intensamente en el Club Municipal de Córdoba. El año pasado se estrenó la cancha con paredes. Éstas limitan el espacio y permiten las referencias espaciales necesarias. Así mismo, cuentan con una pelota que tiene un sonido interno para ser identificada por las chicas. A ello se suman las voces de guía durante el juego. 

El fútbol les permite tener una mejor destreza para movilizarse en las calles.
El fútbol les permite tener una mejor destreza para movilizarse en las calles.

En las prácticas trabajan mucho la conducción de la pelota. Gonzalo, el entrenador menciona que “cuando empezaron a practicar las chicas iban atrás del balón y hoy son ellas las que llevan la pelota, ahí se nota el avance de las jugadoras”.

“No tenemos registro de que exista otro equipo con nuestras características, por eso queremos hacer conocer la tarea. Buscamos darle lugar al deporte y además necesitamos con quién competir”, dijo el DT.

Por otro lado, el deporte en este caso, el fútbol les facilita a las personas ciegas una independencia, las ayuda a ser más libres en el aspecto de viajar solas, enfrentarse y tener una movilización en las calles. “Nosotros incentivamos a las chicas a eso”. “El deporte es para todos, sólo que nosotros trabajamos mucho los pilares como la confianza, el poder y el querer”, señala el entrenador.

Fuente: Día a Día

0 Comments

No Comment.