Esta joven colombiana comenzó a jugar desde muy pequeña en su barrio natal de la ciudad de Medellín. Ella y su hermana gemela son jugadoras de fútbol. En una familia donde el machismo está de lado y el apoyo de sus padre fue incondicional desde los 6 años. Ahora con un gran futuro  en la selección cafetera, Daniela, se prepara para la cita olímpica en brasil el siguiente año.

Esta versátil jugadora también juega futsal.
Esta versátil jugadora también juega futsal.

Esta experimentada volante que a los 15 años fue convocada por la selección de Antioquia y a los 18 convocada para jugar por la selección cafetera. Ella está lista para enfrentarse a las grandes potencias en  los juegos olímpico. Para lograr un buen puesto en esta cita se entrena 2 veces por día con su mente en la medalla dorada. Todo el equipo colombiano lleva mucho tiempo junto dentro y fuera de la cancha, lo cual les da bastante solidez en el campo de juego.

Ella asegura que en Colombia no se puede vivir de fútbol femenino.
Ella asegura que en Colombia no se puede vivir de fútbol femenino.

Actualmente juega en el Formas íntimas de colombia, luego de un corto paso por el fútbol sala español. Jugando una temporada en el CD Bruela, Montoya se destacó gracias a sus 11 goles en 19 partidos. Además de ser de las jugadoras claves para lograr el subcampeonato aquella temporada.  Con su regreso al fútbol colombiano, Montoya se mostró su desagrado hacia los sueldos que las jugadoras reciben en suelo cafetero.

Esta jugadora está en la mira de las más grandes en el fútbol femenino internacional. Pero po ahora se dedica por completo a su compromiso por el balón y espera que su selección llegue a estar entre las mejores del mundo.

 

0 Comments

No Comment.