El fútbol es un deporte tan popular que ha causado un gran incremento de la práctica futbolística en las muchachas de la región del Medio Oriente. Un ejemplo claro del cual admirar es el desarrollo del fútbol femenino en Jordania. En donde el gran reto era conseguir que la sociedad aceptase la idea de que las chicas jugaran al fútbol.  

A raíz de que el deporte fue creciendo en popularidad tanto en las escuelas como universidades la estructura futbolística femenina empezó a fortalecerse. Comenzaron a animar a las chicas a jugar en uno de los 15 centros de fútbol base repartidos por todo el país en donde aproximadamente 400 niñas participaban en actividades futbolísticas. Al mismo tiempo, la Asociación Jordana de Fútbol (AJF) impulsó el crecimiento de ligas juveniles y de categoría absoluta.

Asi mismo los 19 países de la región del norte de África, en su mayoría predominantemente musulmanes, cuentan con 13.890 jugadoras federadas, una cifra que no ha dejado de crecer gracias a las constantes inversiones en actividades de desarrollo.

La FIFA y la AJF trabajan para garantizar que la Copa Mundial Femenina Sub-17 a realizarse el proximo año en Jordania sea un evento que tenga un efecto perdurable sobre el desarrollo futbolístico femenino del país como en la otras regiones de Oriente y el norte de África.

Esta organización de la Copa Mundial Femenina Sub 17 es tan importante, ya que será el primer torneo de la FIFA que se celebre en Medio Oriente.

0 Comments

No Comment.