Trabajar más duro que cualquier otra persona

La perseverancia es una gran cualidad. Con trabajo duro es como se alcanzan las metas. Esto no solo significa dar todo de ti en el entrenamiento colectivo. Hay muchas horas de trabajo sin el grupo, como practicar tiros libres, mejorar la técnica y el físico. Es como la frase “Se la primera en llegar y la última en irse”.

Comprometerse las 24 horas los 7 días a la semana

Dentro del campo tener un buen físico te dará una gran ventaja, para ello tienes que trabajar todos los días para conseguir tus metas. Las acciones dicen más que las palabras, así es como las estrellas del fútbol mundial han logrado meterse en el salón de la fama del fútbol. El compromiso con el equipo es fundamental, muchos entrenadores prioriza el compromiso y entrega hacia el juego que le talento en sí.

Saber asimilar las decepciones

No siempre se puede ganar y mientras mejor asimiles la decepción de la derrota más fuerte será mentalmente. Además estos son lo jugadores que en momentos críticos del partido son los que se ponen el equipo al hombro. Hasta el más grande falla así que mientras más pronto te olvides de esa decepción podrás mejorar y no volver a errar.

Saber afrontar el éxito

Aunque no lo creas el tener éxito es un arma de doble filo. Tienes que saber cómo manejarlo y no dejar que toda la nueva ‘fama’ se te suba a la cabeza. Cuando un jugador en la cima debe mantener los pies sobre la tierra y seguir trabajando en su juego. Ya que si no se logra manejar el éxito pasa que mientras más alto se está más fuerte es la caída.

Confiar en ti misma

Esta es una gran clave, tú eres capaz de alcanzar lo que te propongas. Tienes que creer en tu trabajo tanto técnico como físico y en tus habilidades. Creer en ti misma te dará la capacidad de sobresalir por sobre alguien con las mismas habilidades que tú. Confiar en lo que sabes y hacerlo en el campo no solo te ayudará a ti mismo si no que dará más confianza a todo el equipo.

0 Comments

No Comment.