Esta ONG está conformada por varios voluntarios que vienen de distintos países como Alemania, Suiza, EE.UU y España. Por ejemplo, Alejandra Carretero es una joven española, voluntaria de la organización, Football Charity Mwanza.

En donde tienen como objetivo demostrar a la localidad que mediante el deporte se puede cambiar el mundo, teniendo como propósito el hecho de sacar sonrisas a los niños y niñas que desgraciadamente se les ha robado ese derecho a la recreación.

Desde setiembre del 2015 las diferentes academias de equipos de fútbol están recibiendo apoyo por parte de esta ONG. Hasta el momento cuentan con tres equipos en la región de Mwanza en donde un total de 50 niñas y 300 niños son los participantes. 

Las academias son dirigidas por personas de la localidad a los que les capacitan y les brindan materiales para que puedan realizar su trabajo en las mejores condiciones posibles. El objetivo es seguir creciendo tanto en el número de niños como de niñas, este proyecto en concreto está centrado en el fomento del fútbol femenino.

Cuando Football Charity Mwanza, organizó un torneo de fútbol para niñas y niños de la región. Apenas dos chicas se presentaron ante una buena cantidad de chicos. Y la razón de esta diferencia es que la mayoría de niñas no ven el fútbol como una opción porque cuando salen de clase, si es que van, deben irse a la casa rápidamente a ayudar, mejor dicho para ellas no existe ocio. Y para las que se plantean una meta para su futuro, la sociedad les impone. Algunas intentan jugar a escondidas de los padres, ya que no se les permiten. 

Un entrenamiento en un descampado de Mwanza.
Un entrenamiento en un descampado de Mwanza.

Al desarrollarse el fútbol femenino en Mwanza (Tanzania), permitirá abrir una oportunidad a todas las niñas que hoy en día se enfrenta a muchas dificultades. Esta oportunidad de jugar fútbol harán que ellas mismas decidan si quiere continuar o no, pero que tenga la posibilidad de hacerlo. 

Para la captación de más niñas, esta ONG realizará el primer torneo de fútbol femenino en Mwanza (Tanzania). Este «torneo de promoción», es para que sea bien visto que una mujer juegue al fútbol y para que cada vez  los padres permitan a sus hijas a jugar. Así mismo  para que los colegios fomenten el deporte entre las niñas. 

Alejandra Carretero enseñando fútbol a los niños de Tanzania.
Alejandra Carretero enseñando fútbol a los niños de Tanzania.

El beneficio de jugar fútbol en Tanzania no solo es por salud o valores. Sino más bien es brindarle la oportunidad a todos los niños(as) de tener amigos(as), de poder compartir un momento de recreación para después cumplan con el trabajo en el negocio familiar

0 Comments

No Comment.