La veinteañera sufre de hidrocefalia, parálisis cerebral y epilepsia es un gran ejemplo de hacer lo que más gusta a pesar de las dificultades. Ella pertenece al equipo de fútbol de Augsburg College en Minneapolis. Con todas la intervenciones recibidas ella se mantiene en una condición estable.

Además de ser parte del equipo de fútbol, juega softball, hace atletismo, hockey y natación. Hacer deporte es una de las cosas que la hacen feliz y cuando está dentro del campo, es como si todos sus problemas se fueran.

En su escuela es considerada una “Iron Women” ya que pese a todas las dificultades sigue para adelante y su desenvolvimiento en los deportes les ayuda un montón a sus diversas enfermedades. Ella no quiere ser una chica enferma, ella quiere ser una atleta y día a día trabaja muy duro por ello. Si ella puede hacerlo, ¿por qué tú no?

0 Comments

No Comment.