La delantera es una persona segura, que sabe lo que va hacer con el balón. Muchas nacen con ese instinto de gol, pero otras 9 de área se hacen. Estos tips te ayudarán a sacar la Abby Wambach que llevas dentro

1. Instinto

El olfato de gol es la característica principal de toda nueve de área. Siempre hay que estar al acecho, siempre sigue la jugada espera el rebote. Pero también se parte de la construcción de la jugada. Una delantera vive obsesionada por anotar el gol, con cualquier parte del cuerpo, si no recuerden el gol de la mano de Dios (a pesar que Maradona no era delantero, ahí está la idea)

2. Concentración

Siempre estar atento, el rival puede cometer errores y tienes que estar ahí para capitalizarlos. Buscar los rebotes, jamás dar una pelota por perdida, presionar y sobre todo saber en qué momento hacer la diagonal sin caer en la posición adelantada.

3. Paciencia

En los partidos cerrados, no te llegará mucho la pelota. Tienes que ser paciente y apoyar a tu equipo en armar juego. Acuérdate de siempre estar en movimiento y asegúrate de ser una opción de pase. La oportunidad de estar frente al arco llegará, solo espera la ocasión.

4. Pegada

Hay distintos tipos de pisada, tienes que practicar y dominar cada una ellas, para cada tipo de situación que tengas. Los remates colocados, los que rompen el arco, las vaselinas y claro los tiros libres. Siempre con el pie de apoyo firme y llevando el talón del otro pie lo más atrás posible con la rodilla doblada, para darle mayor recorrido y por ende mayor fuerza al remate.

5. Juego aéreo

El remate cabeza es fundamental para una delantera, pues en un partido las laterales, volantes o extremos buscarán levantar un centro para que la nueve se gane la vida en el área. La parte lateral de la cabeza es usada para darle dirección al balón y colocar la pelota lo más lejos de la portera, mientras que la frente es para darle potencia al remate. Además hay que saber “peinar” el balón para conseguir la habilitación a la compañera.

6. Confianza

En un partido no todos los remates entran al arco, siempre hay que tener la confianza de pegarle al balón cuando tengas una buena oportunidad. Así sea rematando de fuera el área es bueno ir probando, ya entrará el balón entre los palos. La sequía de goles afectan a la mayoría de delantera, la confianza en una misma es una excelente ayuda para lograr romper la sequía.

7. Siempre buscar la perfección

Hay que llegar al máximo potencial, siempre se puede ser mejor. La práctica hace a la maestra. Hay practicar los distintos remates y con diferentes partes de pie. Además practicar con una marca encima, cayéndose, con la pelota picando, con el perfil cambiado. Asimismo con el cabezazo o el disparo con la pierna menos hábil.

8. La calma

Siempre hay tiempo en el área, no te desesperes, y escoge la mejor opción. Hay que tomarse esa fracción de segundo más para escoger la mejor opción, eso puede significar una gran diferencia entre un remate desviado o al cuerpo del arquero, y uno que encuentre destino de red.

9. Puntería

El arquero no es punto de referencia para sacar un remate o alguno de los palos. Un buen lugar es entre la pierna del portero y el palo ya sean en el primer o en el segundo poste. Además el ángulo del arco siempre es un buen lugar para colocar el balón, es inalcanzable. Otra cosa son las vaselinas el cálculo tiene que ser perfecto para superar al portero y que se meta a la portería.

10. Desmarque

Este punto es esencial para toda delantera. Mientras la pelota más cerca del área más marcada estarás, es por ello que el desmarque es fundamental. Siempre trata de ser una opción de pase, no dejes de moverte y haz diagonales. Por ejemplo, hacer el movimiento de retroceder a buscar el pase para inmediatamente picar hacia el área. Otra manera de desmarque es aprovechar el momento en que el defensor mira la pelota para alejarse de él.

Si eres delantera sigue estos consejos, de una humilde servidora que al igual que tu se gana la vida en el área. Recuerda que la práctica hace a la maestra.

0 Comments

No Comment.