Las campeonas mundiales se cansaron de no ser remuneradas como ellas se merecen. Con 3 campeonatos mundiales, 4 oros olímpicos y 20 millones más de ingresos  que la selección de hombres, estas chicas cuatro veces menos que un jugador de la selección masculina.

«El equipo femenino hace el mismo trabajo que el masculino, pero lo han superado en todos los sentidos», afirmó Jeffrey Kessler, el abogado que representa a las futbolistas. Además añadió: «La Federación de Fútbol de EE.UU. ganó 16 millones de dólares con el equipo femenino el año pasado. El equipo de hombres dio pérdidas».

Las jugadoras han presentado ayer, miércoles su denuncia a la Comisión de Igualdad de Oportunidad, agencia federal que se encarga de velar que se cumpla la remuneración igualitaria entre ambos sexos.

Poniendo todo en números está así la cosa. Un jugador de la selección masculina recibe por una derrota con la selección 5 mil dólares. Pero si ganan, a un país top, reciben 17.625 dólares. En cambio a nuestras ídolas les dan por partido ganado 1.350 dólares, si pierden o empatan no reciben nada. Otro ejemplo, Las jugadoras recibieron un premio de solo $2 millones, que la federación distribuyó entre las mujeres y su organización, mientras que la selección estadounidense masculina recibió $9 millones por perder en el Mundial de 2014.

Un proceso que recién empieza, pero que estas chicas se merecen que se haga justicia, ya que ellas son las que más aportan a la federación y las que reciben menos. #SheBelives #GoWNT

 

 

0 Comments

No Comment.