Estas historias son de aquellos equipos que a pesar de ser frustrado su sueños de ser campeón, no se dieron por vencido y lograron sus objetivos.

Argentina y Brasil, Copa América Femenina

Argentina en la Copa América Femenina del 2003 se quedó con el subcampeonato. El campeón en esta ocasión fue Brasil. En el cuadrangular final conformado por: Brasil, Argentina, Colombia y Perú. El cuadro albiceleste no obtuvo los resultados esperados perdiendo la punta de la tabla ante las cariocas.

Sin embargo 3 años más tarde, Argentina lograría el preciado título arrebatandoselo a Brasil de la manos. En el cuadrangular final llegaron: Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay. Las albicelestes se coronaron por primera vez en su historia en este torneo, además cortaron un hegemonia del cuadro brasileño, y claro obtuvieron su ansiada revancha.

FFC Turbine Potsdam y Olympique de Lyon, Champions League Femenina

El cuadro alemán Turbine Potsdam ganó la Champions femenina en la temporada 2009 – 2010. La final se disputó en el Coliseum Alfonso Pérez en la ciudad de Getafe perteneciente a España. La final quedó  a cero en los noventa y en el tiempo suplementario. En la tanda de penales, el cuadro alemán se quedó con el ansiado título, dejando a las francesas con las manos vacías.

Al año siguiente el Olympique de Lyon cobró su revancha. Esta vez el equipo alemán no pudo con el gran juego que las francesas desplegaron. El Lyon se llevó el trofeo a casa con un 2-0 contundente. Un año después el equipo francés se cobró su revancha, además al año siguiente el Lyon también se llevó la de oro, pero esta vez ante Frankfurt.

Estados Unidos y Japón, Mundial Femenino.

En el mundial femenino del 2011, un equipo relativamente nuevo, Japón. Se quedó con el título mundial tras vencer a las favoritas, el cuadro norteamericano, en penales. El equipo asiático se coronaba campeón de aquél mundial. 2-2 quedó el tiempo extra. 3-1 en la tanda de penales. Una imagen conmovedora del cuadro norteamericano que no entendía como se les pudo escapar la posibilidad de ser campeonas.

Cuatro años después Estados Unidos se cobró su revancha, y de qué manera, 5-2 quedó partido para que el cuadro norteamericano se quede con el preciado título. Un hat-trick de Carli Lloyd para sentenciar el partido antes de los 20 minutos de juego, Lloyd, que cuatro años antes había fallado su penal ante Japón, se cobró una revancha personal.

En el fútbol siempre hay un segunda oportunidad, jamás hay que rendirse y sobre todo siempre se puede mejor.

0 Comments

No Comment.