El asunto que tiene la selección estadounidense para estos Juegos Olímpicos es que no podrá contar con algunas jugadoras titulares porque algunas se han retirado como es el caso de Lauren Holiday, Shannon Boxx y Wambach que habían colgado los botines ya para finales del año 2015.

Otra jugadora que se perderá de los Juegos Olímpicos es Megan Rapinoe, quien quedó descartada de la convocatoria debido a su lesión en la rodilla. Sydney Leroux tampoco estará en esta ocasión, ya que está en la espera de su primer hijo.

Es por ello que en sus reemplazos han sido convocadas las jugadoras jóvenes, las que comenzarán a dejar huella. Ellas son Mallory Pugh, Crystal Dunn y Lindsey Horan las jóvenes promesas que ya han causado sensación y han demostrado estar a la altura del equipo en este último partido amistoso contra Colombia y en la Copa She Believes.

Mallory Pugh buscando el abrazo de Alex Morgan para el festejo. 
Mallory Pugh buscando el abrazo de Alex Morgan para el festejo. 
Crystal Dunn
Crystal Dunn
Lindsey Horan
Lindsey Horan

«Hemos perdido muchas jugadoras por retiro, embarazo o lesiones, pero contamos con un núcleo básico que han ganado Mundiales, de manera que muchas de nosotras tenemos experiencia en las máximas competiciones”, comenta Becky Sauerbrunn, una de las nuevas capitanas de Estados Unido. “Además, hemos recibido una buena inyección de juventud, de nuevos talentos. Ahora estamos tratando de mezclarlo todo muy bien y de encauzar el combinado resultante en una sola dirección, en la mejor dirección para el equipo”

Fuente: FIFA

Becky Sauerbrunn
Becky Sauerbrunn
0 Comments

No Comment.