No hay nada mejor que acercarte a tu ídola y tener el gusto de poder tomarte una foto con ella.

Para una fanática, su ídola lo es todo, es su ejemplo a seguir, no se pierde de ningún partido. Más bien está al tanto de todos los movimientos que realiza. Existen diferentes motivos por el cual una pequeña comience a admirar a su ídola. Por ejemplo, puede ser la manera de cómo juega, la destreza con la que desempeña en cada jugada, por las maniobras y lujos que realiza en el cancha, o en su personalidad y las cosas que desempeña tanto dentro como juega del campo.

Estas niñas siguen todo ello porque de algún u otra manera trata de identificarse con una jugadora en especial.

Aquella futbolista a la que imitas, con la que siempre sueñas y deseas convertirte como ella, en toda una profesional del fútbol, también se esmera día a día para no defraudarte. Por eso es que cuando cumplen su sueño de conocerlas, hacen todo lo posible para que ese día sea recordado para toda tu vida. Con cosas que simbolicen ese momento único. Por ejemplo puede ser un autógrafo, una fotografía, etc.

Casos de pequeñas futbolistas que han conocido a sus ídolas.

Fotografiarte con Abby Wambach o Meghan Klingenberg es haber conseguido la gloria.

Esperarlas en el hotel donde se hospedan para ir en busca de ella y tener su autógrafo.

O simplemente prefieres jugar con ella.

Tal vez te quedes mirando a Indi Cowie y su gran destreza con el balón.

Pero tenerla a Abby Wambach al frente tuyo y que se tome un selfie contigo y tus amigas.Es un super regalo.

0 Comments

No Comment.