1. Serenidad

La serenidad es un importante en un entrenador porque sabe mantener la calma en situaciones difíciles y por ende realizar con eficacia la toma de decisiones.

2. Prever el triunfo

Usualmente un buen entrenador trata de prever los resultados para poder llegar al éxito. Por esa razón el DT establece una lista de objetivos antes de que empiece la temporada. De esa manera se trazan los objetivos específicos a realizar y en un tiempo determinado logran ver esos frutos.

3. Humanidad

Las cualidades humanas son fundamentales en un entrenador. Por ejemplo esta la empatía, el hecho de saber ponerse en el lugar de los demás ayuda a tener una mejor relación interpersonal con sus dirigidas. Por otro lado, el dialogo o la buena comunicación hacia las jugadoras le permitirá al entrenador poder llegar a ellas con facilidad. De esa manera el equipo se formará y será mucho más unido.

4. Equilibrio en el equipo. Ni favoritos, ni argollas

El entrenador no debe tener un trato especial con ninguna jugadora sino todo lo contrario debe tratar a todas por igual. Ahora si el entrenador debe elegir a las jugadoras titulares debe hacerlo pero en base a sus méritos personales.

5. Ser escuchado y escuchar con atención

No hay nada de malo que un entrenador quiera sacar todo el poderío futbolístico que posee sus dirigidas para rendir un buen partido, pero debe también saber escuchar las sugerencias y quejas que ellas tienen. Porque así como ellas aprenden de él, él aprende mucho de ellas.

0 Comments

No Comment.