Hay muchos equipos que tienen un estilo definido. El Barcelona es del famoso «tiki taka». El Real Madrid juega al contragolpe. Pero hay un método que no está bien visto, pero que da resultados. Ese procedimiento lo ha usado Suecia en los Juegos Olímpicos. Siendo un equipo que no tiene grandes figuras, donde todas corren, todas atacan y todas defienden hasta dejar la piel. 

Un estilo que se podría llamar «defensivo». Vez a todo el equipo en su cancha, pero de manera ordenada. Un esquema que te deja 2 o 3 ocasiones de ataque y que tienes que aprovecharlas. Un sistema donde la defensa y la portera se convierten en figuras. Un método que regala la iniciativa de juego al equipo contrario y que con audacia y velocidad la contra es su arma.  
Un juego que la mejor portera del mundo, Hope Solo, declaró que era de cobardes. Pero más que ser cobardes, es un juego planteado en base a las jugadoras que se tienen. Estados Unidos era superior en todo sentido a la selección sueca, pero el cuadro europeo no renunció a su sueño de la medalla de oro y venció. Derrotó a la selección que buscaba su cuarta medalla de oro de manera consecutiva. 

Un estilo de juego de las suecas que se podría comparar con el del Atlético de Madrid del «Cholo· Simeone. Suecia usó el famoso 1-4-1-4 que el «Cholo» lo puso de moda con el cuadro colchonero. Una pareja de centrales, muy fuertes, con buen juego aéreo como lo son Fischer y Samuelsson. En caso de cuadro colchonero son Diego Godín y José María Giménez. 

En lo que es la parte ofensiva, las suecas presionaban en su campo. El rival al pasar la medio cancha sentían la presión que ejercían las delanteras. Decir que dejan la iniciativa al rival, no significa renunciar al ataque. De hecho la contra es su arma, que puede ser mortal. Contra EUA, Suecia llegó 3 veces al arco de Solo y anotó un gol. Lo cual significa que la eficacia es lo primordial en este tipo de esquemas. 

Un estilo de juego que no está bien visto. Que dicen que no es fútbol. Que es de cobardes. Pero en realidad es un juego muy arriesgado. Hay que tener muy buena defensa y definición para poder jugar de esa manera, si no, de nada sirve apilar jugadoras en propio campo. Suecia peleará con la medalla de oro ante Alemania, a su estilo. 

La mejor respuesta a las duras declaraciones de Solo, fueron las palabras de Pia Sundhage. La entrenadora de Suecia con sus palabras demostró que el estilo no podrá estar bien visto, pero que da resultados. Pia Sundhage: «Yo me voy a Río (donde disputará la semifinal), ella se va a casa»

 

0 Comments

No Comment.