20 de junio del 2016. La Roma se enfrentaba a Torino. Minuto 86 del encuentro, cambio en La Roma. Entra Francesco Totti, sale Seydou Keita. El cuadro romano caía 2-1. Una Roma necesitando de los tres puntos, para buscar los puestos de champions. Minuto 87, Totti daba el empate en el marcador, luego de un cobro de falta. Minuto 89, La Roma lograba dar vuelta al encuentro en el minuto 90 con otro gol de la leyenda de la casa. Francesco Totti, desde el punto penal. Con los tres puntos los “giallorossi” llegaron a quedarse con un puesto de champions.

Un héroe, un luchador, un jugador que negó a los más grandes por quedarse en su hogar, la Roma. “Los hombres de AC Milán me pedían para unirse a su club de fútbol. Una oportunidad para hacerlo con un gran club italiano. ¿Qué iba a elegir? Bueno, no fue mi decisión, por supuesto. Mi mamá era el jefe. Ella todavía es el jefe… ‘No, no’, dijo a los directores” escribió Totti en su carta a La Roma.

Debutó el 28 de marzo del 93. Desde aquel día siempre ha vestido los colores de La Roma, el rojo y el amarillo pasaron a ser parte de su piel. Dejando cada gota de sudor, esfuerzo y entrega en todos los partidos que ha disputado.

Cuando uno habla de Totti es sobre trayectoria, historia y lealtad, siendo considerado como un ícono en el fútbol italiano. A sus 39 años, dice adiós al club de sus amores. Sentimiento inculcado por su familia y proyectado en entrega en cada partido jugado.

Totti en La Roma ha conseguido 5 títulos nacionales entre la Serie A, la Supercopa de Italia y la Copa Italia. Con su selección logró una Eurocopa Sub-21, medalla de oro en los Juegos Mediterráneos y la Copa Mundial de Fútbol.  Un nombre que viene respaldado por logros y por hinchas alrededor del mundo.

“Los aficionados de La Roma son muy diferentes de los demás. Hay tanto que se espera de usted cuando usted lleva la camisa de Roma. Usted tiene que demostrar su valía, y no hay mucho espacio para que usted pueda cometer errores.” Totti continuó relatando en su carta.

El segundo club grande que rechazó el jugador fue el Real Madrid, en el 2004. Año en el cuadro blanco se galanteaba en el campo con Roberto Carlos, Zinedine Zidane, Raúl, Ronaldo y Luis Figo.

La decisión de quedarse, fue por la única razón que empezó a jugar y quedarse en el club: El hogar lo es todo.

Carta de despedida

0 Comments

No Comment.