Cuando hablamos de centrales, hablamos de la ferocidad, el cierre, el temple y el inicio de la jugada. Son parte del día a día de estas jugadoras. Una central se caracteriza por su buena salida y sus cierres que a más de uno los deja sin aire. Por momentos son las únicas que salvan al equipo de sumar un gol en contra.

Por eso hoy, las jugadoras en el versus de centrales son:

Por un lado. Desde Francia, una central que se ha ganado el puesto de las mejores del mundo, gracias a su buen juego, calidad y temple en la defensa. Ella es: Wendie Renard. A sus 26 años ha ganado todo con su único club, Olympique de Lyon, con quien ha estado desde su debut en el 2006.

11 Ligas de Francia, 6 Copas de Francia y 3 Ligas de Campeones es su palmarés completo con el equipo, el que hoy es el campeón de Europa. En torneos FIFA, tiene 22 participaciones y 2 goles.

Renard es una central que ha mostrado su temple en ambas áreas. En la suya para defender, hasta dejar la piel y en la rival para ser de ayuda en el marcador. Sin duda gracias su gran juego aéreo y altura la defensa de Francia es casi impasable por los aires. Su gran toque y manejo de salón la hacen una central de calidad pura. En la marca es dura y casi imposible de pasar.

Por el otro lado, tenemos a la sueca Nilla Fischer. Una central dura, con mucho recorrido, que lucha cada balón como si fuera el último. A mi parecer es como Carles Puyol en versión femenina.  En su repertorio de torneos tiene 2 ligas de Suecia y 1 Supercopa de Suecia con el Malmo FC y con el Wolfsburgo tiene una Bundesliga,  2 Copas de Alemania y una Liga de Campeones. Con su selección se quedó, hace poco, con la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Río 2016.

En su historial como jugadora en competiciones FIFA, tiene 26 participaciones anotado 26 goles. Se ha ganado un puesto entre las mejores centrales del fútbol femenino, gracias a su rigor en la marca y a su incansable temple dentro y fuera de la cancha.

Una central, que si bien su fuerte no son los pies ( a diferencia de Renard) es una central de temer. Su velocidad, ferocidad y actitud en cada balón la hacen imposible de pasar. Además de ser una jugadora que tiene un buen juego aéreo. Una central que corre todas la jugadas, que no la da por perdida y sobre todo que es una líder desde su puesto de juego.

¿Quién es la mejor? Fischer o Renard. Solo tú escoges.

 

0 Comments

No Comment.