El fútbol es un deporte de equipo. Eso nos queda muy claro. Pero ¿qué es un equipo si no es unido? Sólo un grupo de chicas que se juntan para patear una pelota, porque les gusta. Pero el lazo que formas con tus compañeras es muy importante, tanto como lo es el entrenamiento. Y eso lo saben las chicas de la selección estadounidense. Por eso te traemos aquí 13 motivos de por qué ellas son el perfecto ejemplo de amistad nacida del fútbol:

1. Se emocionan mucho cada vez que se ven. En serio, mucho.

Míralo así: son un grupo de amigas que se juntan durante horas para practicar un deporte que les apasiona por igual. ¡Y se vuelven tan unidas después que son prácticamente inseparables!

2. Han dominado la complicada arte del selfie de grupo

¿Lograr que 23 chicas aparezcan en una selfie? ¿Y que todas se vean bien? Eso es un gran talento. ¡Y sin palito de selfie! Espera tomarte muchas con tus amigas 🙂

3. ¡Tienen los mejores saludos secretos!

Sea cuando se ven, se despiden, o se dirigen a la cancha, ellas se desean la mejor de las suertes con estos rituales íntimos. ¡Hazte uno que sólo sepas con tu amigaza! Eso creará un mayor vínculo.

4. Siempre están ahí para los cumpleaños

¿Qué mejor celebración para vivir con tus amigos que un cumpleaños? Es decir, estás celebrando el día que tu amiga haya llegado a este mundo. El compartirlo con ella y las demás del equipo es una experiencia increíble.

5. Siempre hay tiempo para un peinado

Sea el tiempo que sea o situación, no hay excusa para no usar un peinado práctico y que a la vez, te haga ver bien. ¡Pido ser la siguiente!

6. Les gusta vestir ropa que combine en la cancha…

Dirás, es el uniforme no cuenta. Pero es ropa que las une como equipo y el poder compartirla con tus amigas es simplemente perfecto.

7. …y también fuera de la cancha.

¿Qué puedo decir? Les gusta ser identificadas como un equipo en todo momento ;D

8. Y ni hablemos de la “joyería” que hace juego.

¿Has visto mi nueva medalla de oro? Es brillante. #swag

9. El celebrar las fiestas juntas

Porque despedir el viejo año con quienes formaste y viviste nuevas experiencias te hace pensar que eres muy afortunada de tener amigas como ellas. Y el recibir el nuevo es como una promesa que muchas otras mejores experiencias vendrán.

10. Tomar largos baños de hielo

Después de una larga y extenuante sesión de entrenamiento, nada como un baño en hielo… ok, quizás no pero con la compañía de tus amigas es más tolerable. Mejor si recuerdan todo lo que pasó durante los ejercicios y planeando qué hacer después. Como ir a comer algo.

11. La pasan bien, ¡incluso si tienen que jugar unas contra otras!

Puede que en algún momento, jueguen la una contra la otra, pero eso no debe ser sinónimo que la amistad acabó. Míralo como un reto: daré lo mejor de mí en la cancha y espero que tú hagas lo mismo. Luego saldremos a comer algo y nos reiremos de esto.

12. Porque pueden haber iniciado como compañeras de equipo

Y es a través de todas las lágrimas, el sudor, la sangre, las risas, victorias y derrotas que un lazo muy fuerte se forma.

13. Lo importante es que son las mejores amigas

Y siempre estarán ahí la una para la otra, cuidándose las espaldas. ¿Lo crees? Porque nosotras sí.

0 Comments

No Comment.