El fútbol femenino cada vez está creciendo más. El último mayor evento ha sido la copa mundial sub-17 que se celebró en Jordania, dejando muy en alto a chicas como Deyna Castellanos, quien obtuvo el Balón y Bota de bronce. La FIFA sigue mostrando su apoyo al crecimiento de esta rama del deporte rey, y aquí queremos darte a conocer 6 razones que existen para disfrutar del fútbol femenino:

1. Ofrece más oportunidades a las mujeres

Al ser un deporte de alcance mundial, se tiene un gran número de jugadoras registradas, llegando a la cantidad de 1,208 millones sólo registradas en Europa. Recordando también que hay selecciones en países de Oriente como Afganistán, Turquía y Jordania. También se cuenta con un alto número de jugadoras en continentes como África y América. De acuerdo a un conteo de la FIFA del 2015, 29 millones de mujeres juegan fútbol a nivel mundial.

Y esto ayuda mucho a que ellas tengan otras opciones en sus vidas, en aspecto laboral como jugadoras profesionales y en lo social, rompiendo barreras y estereotipos de los cuáles han sido encasilladas las mujeres por mucho tiempo.

2. En verdad juegan por amor al fútbol

Estrellas del fútbol como Lionel Messi y Cristiano Ronaldo por mencionar algunos, llegan a cobrar un sueldo que supera los 20 millones de euros al año. Eso es sólo lo que ganan por sus contratos con sus respectivos clubes, mientras que el equipo de la selección femenina estadounidense, obtienen un salario base de $72.000, el cual es suplementado por bonos de $1,350 por juego. La diferencia de salarios entre el fútbol masculino y femenino es muy amplia, pero eso no las detiene para seguir jugando el deporte que tanto aman.

3. Además de jugar y trabajar, son madres también

Muchas jugadoras profesionales tienen que dedicarse a otros trabajos, además de jugar. Y a eso, agrégale un trabajo de 24 horas, los siete días de la semana: el ser mamá.

El tener un bebé significaba retirarse de ser una jugadora profesional en el pasado, pero ya no en la actualidad. Pongamos de ejemplo al equipo estadounidense, el cual cuenta con tres madres en su selección: Christie Rampone, Shannon Boxx y Amy Rodriguez. Aunque ambas han dado a conocer que no es sencillo el ser futbolista y madre a la vez, también han dicho que reciben mucho apoyo por parte de la Liga de Fútbol Femenino, como la facilidad de poder viajar con sus hijos.

4. Juegan en peores condiciones que los hombres… incluso en Copas Mundiales

Si no lo recuerdas (o no lo sabías), durante el mundial del 2015, varias futbolistas estaban molestas por el hecho que la FIFA las hiciera jugar en césped artificial. Se es más propensa a heridas como cortes y quemaduras mientras se juega en este tipo de terreno.

Abby Wambach dio a conocer su descontento en Twitter diciendo que los hombres harían una huelga si los hicieran jugar en césped artificial. Esto nunca ha ocurrido con un campeonato como un mundial en el fútbol masculino.

5. Gran soporte a la comunidad homosexual

Mientras la liga masculina no se muestra muy inclusiva con la comunidad LGBTQ, la liga femenina las acepta.

Jugadoras como Lianne Sanderson y Casey Stoney se declararon homosexuales, mientras que Nadine Angerer dijo que era bisexual en el 2010. Y no olvidemos el icónico beso de Abby Wambach con su esposa, Sarah Huffman, como celebración al ganar la copa del mundo en el 2015 contra Japón. El fútbol femenino ha mostrado mucho soporte y aceptación en un deporte tan famoso como lo es el balompié.

6. ¡No hay edad para jugar el fútbol!

Muchos atletas y jugadores conocidos están por sus 20 años, incluso menos. Eso no es el caso en el fútbol femenino, siendo Christie Rampone, quien ha estado en la selección femenina de Estados Unidos por 17 años. Y todavía sigue con ellas con su ya 41 años. Y sigue sumándoles victorias.

0 Comments

No Comment.