Las grandes promesas del fútbol iniciarán aquí.

El primer gran torneo de fútbol femenino disputado en Oriente ha sido un hito en muchos aspectos. En términos globales, ha sido la Copa Mundial Femenina Sub-17 de la FIFA con menor cantidad de goles, aunque nunca se había visto tanta calidad.

Esto lo presenciamos con una apasionante final que terminó en 0-0. Pero la verdadera emoción vino con los penales. Las norcoreanas se colgaron el oro gracias a sus nervios de acero en una tanda de penales prácticamente impecable, aunque el cuadro nipón también hubiera sido un digno vencedor.

Las estrellas del mañana

Cabe destacar a unas chicas que su actuación en la cancha no pasó desapercibida para la FIFA ni para nosotras. Y son las siguientes:

De izquierda a derecha: Deyna Castellanos con el Balón de Bronce, Fuka Nagano con el Balón de Oro y Sung Hyang Sim con el Balón de Plata. / Fuente: FIFA.co
De izquierda a derecha: Deyna Castellanos con el Balón de Bronce, Fuka Nagano con el Balón de Oro y Sung Hyang Sim con el Balón de Plata. / Fuente: FIFA.co

Capitana nipona y única jugadora en disputar dos finales de la Copa Mundial Femenina Sub-17 de la FIFA, Fuka Nagano demostró a lo largo de todo el torneo gran capacidad de liderazgo y una extraordinaria técnica individual.

La fortaleza defensiva fue una de las claves del título conseguido por la RDP de Corea, pero también el talento de Sung Hyang Sim. La velocidad y la calidad técnica de esta delantera, también presente en tierras ticas dos años atrás, fueron determinantes para obtener la premiación que se merecía.

Y del mismo modo, la magia de Deyna Castellanos iluminó a Venezuela para situarla entre las cuatro mejores selecciones del torneo. La capitana de la Vinotinto también obtuvo la premiación de la Bota de Bronce, por ser autora de 5 goles, varios de ellos de una calidad excepcional.

De izquierda a derecha: Deyna Castellanos con el Botín de Bronce, Lorena Navarro con el Botín de Oro y Ri Hue Yon con el Botín de Plata. / Fuente: Prensa Vinotinto
De izquierda a derecha: Deyna Castellanos con el Botín de Bronce, Lorena Navarro con el Botín de Oro y Ri Hue Yon con el Botín de Plata. / Fuente: Prensa Vinotinto

Con 5 goles y 1 asistencia conseguidos en el partido inaugural, Lorena Navarro ya dejó clara entonces su candidatura al trofeo a la máxima goleadora.

La velocidad y sentido de la oportunidad son las mejores cualidades de una delantera con un gran futuro por delante, como lo demostró la norcoreana Ri Hue Yon, que asumió la responsabilidad del gol en su equipo, logrando 5 tantos y 1 asistencia.

Noelia Ramos con el Guante de Oro. / Fuente: Twitter de Noelia Ramos
Noelia Ramos con el Guante de Oro. / Fuente: Twitter de Noelia Ramos

Y no podemos dejar pasar la española Noelia Ramos, que en este torneo es que es una arquera polivalente y segura tanto con las manos como con los pies. A lo largo del Mundial ha realizado grandes actuaciones, demostrando siempre buena colocación, grandes reflejos y capacidad para organizar a su defensa.

La maravilla del fútbol femenino

Gianni Infantino, presidente de la FIFA que ha sido un gran avance el celebrar la Copa del Mundo en un país donde no es muy común el incentivar el deporte en las mujeres. “Por eso es muy importante el tener la Copa del Mundo Sub 17 aquí”, dijo Infantino.

“El fútbol femenino, incluso en un nivel tan joven, no tienen nada que ver con el que se jugaba hace años. Ahora las chicas han demostrado que son atletas con mucha habilidad.” Lo que dice Infantino tiene mucha verdad. Para las chicas y mujeres jordanas, el que puedan ser testigos de un torneo de fútbol es una muy rara oportunidad. Y los efectos en ellas se han dado a conocer.

Una niña maravillada por la ceremonia de inauguración. / Fuente: FIFATV
Una niña maravillada por la ceremonia de inauguración. / Fuente: FIFATV

Déjanos contarte el hecho con Ibraheem Qudaisat. Un hombre de 46 años, médico y padre. Y decidió llevar a sus hijas a ver la final de la sub 17. Todo porque pensó que sería un buen ambiente familiar para compartir un momento con sus tres menores hijas. No se equivocó.

La mayor de las tres, Sarah de 11 años le había rogado ir a ver el partido porque chicas que habían estudiado en su escuela estaban en el equipo nacional sub 17 de Jordania y por eso tenía mayor interés en ver la final.

Sarah no puedo evitar el verse maravillada por presenciar su primer partido de fútbol. Y resultó ser una final de mundial femenino de chicas cercanas a su edad. ¿Qué mayor forma de sentirse identificada?

“Cuando vi las Olimpiadas este años me sentí inspirada y atraída a los deportes. Ahora estoy maravillada con el fútbol”, fue lo que dijo una muy emocionada Sarah después de la final. Quien sabe, en un futuro escucharemos de los triunfos que logre Sarah en la cancha. Tal vez en la misma selección de Jordania como las otras ex alumnas de su colegio.

El fútbol femenino ha dado otro gran paso con el mundial de Jordania. Muchas niñas, chicas y mujeres han visto que pueden lograr mucho más con el fútbol y puedes estar segura, varias ya se han unido para gritar y compartir nuestra pasión por el deporte rey.

 

 

 

0 Comments

No Comment.