El Manchester City WFC es el actual campeón de la FA Women’s Soccer League y WSL Continental Cup. Logrando por primera vez en su historia ganar la liga y encima hacer un doblete (liga y copa). Pero este logro no llegó por arte de magia. El cuadro citadino ha trabajado para conseguir estos resultados. Descubre cómo se consigue tener un equipo competitivo en sólo dos años. ¡Atención clubes de Latinoamérica!

1. No hacerlas sentir aparte:

Se fundaron en 1988, bajo el nombre de Manchester City Ladies, sin demasiado éxito por la falta de apoyo. Hasta que Bernard Halford uno de los secretarios del club, se propuso en el 2012 crear un techo para ambos. Desde entonces, como parte de la reconstrucción de la asociación celeste, formalizaron la relación. Esto beneficio a todas las hinchas fanáticas del City: ahora su sueño de vestirse con los colores oficiales del club sería una realidad.  A partir del 2014 nace Manchester United Femenino Fútbol Club – MCWFC por su siglas en inglés- sin nada que envidiar en instalaciones, apoyo y entrenadores a sus pares masculinos. ¿Y los sueldos? Calma esto lo vemos más abajo.

 

Jill Scott la mediocampista del club citadino que porta el dorsal número 8 // Fotografía: Shamil Tanna para The Guardian
Jill Scott la mediocampista del club citadino que porta el dorsal número 8 // Fotografía: Shamil Tanna para The Guardian

2. Informar sobre sus actuaciones:

La página oficial web del club es una gran fuente de información para todos los fanáticos del equipo de fútbol. Pero a diferencia de otros grandes de europa, el contenido relacionado al fútbol femenino está constantemente actualizado con información de primera mano. Esta exposición ha aumentado la popularidad de sus jugadoras principales. Además ya han empezado a transmitir en vivo los partidos de su club por la Women’s Champion League. 

Productos lanzados a la venta luego del logro del título de la liga en la web de Manchester City
Productos lanzados a la venta luego del logro del título de la liga en la web de Manchester City

3. Establecer una escuela:

Para que este éxito sea sostenible. Han empezado una escuela de fútbol para niñas entre los 12 y 17 años, donde buscan inculcarles todos los valores de la agrupación y tratarlas desde el primer día como profesionales —haciéndoles prueba de rendimiento o seguimiento con nutricionista— . Dándoles todas las comodidades necesarias para su desarrollo físico y personal.  Aparte de los fundamentos del fútbol, les dan clases de inglés, claro está a las que no saben o no son del país. Sus entrenamientos son personalizados, por ese mismo hecho sus clases tienen cupo de 16 jugadoras como máximo.

4. Contratar un buen cuerpo técnico:

El Manchester City WFC tiene un entrenador dedicado como lo es Nick Cushing, al punto que dejó a su esposa en trabajo de parto para poder estar presente en la final de la Copa de Inglaterra. Nick fue nombrado en el 2013 como entrenador el equipo femenino, luego de haber estado 9 años dentro del club. Inició en las escuelas del cuadro citadino y luego pasó a ser parte del cuerpo técnico de la escuadra formado por los jugadores de la academia. Un entrenador bastante completo al tener un título en gestión y liderazgo, además de haber estudiado gestión empresarial y contabilidad. Sin duda un gran entrenador que ha logrado marcar tendencia en Europa.

 

Nick Cushing y Toni Duggan luego de la victoria del City ante Birmingham
Nick Cushing y Toni Duggan luego de la victoria del City ante Birmingham

5. Seleccionar buenas jugadoras:

El plantel con el que cuentan hoy es equilibrado con figuras experimentadas, jóvenes y jales extranjeros. La más reconocida es Kosovare Asllani, la jugadora sueca que llegó procedente del PSG. Asllani es de las más futbolistas más destacables de su generación. Su visión de juego y técnica la hacen una jugadora fantástica. De las jugadoras que son originarias de Inglaterra entre las más destacada está: Lucy Bronce, que también es representante de la selección inglesa, es una lateral con mucho recorrido, velocidad y buen juego.

Foto de Kosovare Asllani en el partido del City ante Melburne por FBMA Callenge.
Foto de Kosovare Asllani en el partido del City ante Melburne por FBMA Callenge.

6. Pensar en el largo plazo:

Un camino de 4 años fue el proceso que se tardó en mostrar los frutos del esfuerzo que hizo el conjunto inglés. Desde el 2012, de la propuesta de inclusión, hasta el 2016, que ganaron el doblete. 4 años de inversión, para empezar a cosechar los frutos. Ahora, presente en la Champions Femenina ya pasó a cuartos de final, siendo uno de los candidatos al título. Recompensa de la cual no están muy lejos si siguen trabajando de esa manera.

7. Mejorar sus sueldos

Los sueldos para la jugadoras en Inglaterra han mejorado. Pero eso no significa que estén en ideales condiciones para las deportistas. Los salarios van desde los 10,000 hasta los 35,000 Euros. Siendo así Steph Houghton la mejor pagada del equipo celeste con 20. 000 Euros anuales, sólo por contrato de club. Ese el sueldo de una de las mejores pagadas, en cambio Wayne Rooney gana 300. 000 Euros semanales. La diferencia es abismal, pero comparadas en otras ligas les da la posibilidad de sólo dedicarse al fútbol.

Un equipo que ha empezado hacer las cosas bien y hoy en día se ha puesto en la boca de todos. ¿El Manchester City WFC será el que dé la hora en el fútbol femenino en los próximos años?

 

 

0 Comments

No Comment.