Las amistades

Es de futbolera, que sean muy pocas las amigas que vean fútbol… A menos que sean las de tu equipo.

Eres a la primera que acuden cuando quieren saber algo de fútbol. Lo difícil es tratar de explicarles el offside… suerte con eso.

El cuerpo

El uniforme forma parte de ti. Literalmente, tienes marcado el polo, el short, las medias en la piel… todo gracias a jugar bajo el sol. Emparejar el color de piel es el reto.

No solo las marcas por el bronceado, también las cicatrices que tenemos. Siempre vamos a rasparnos, caernos e incluso heridas fuertes, todo eso es el historial de nuestros partidos o pichangas.

Los horarios

En el horario es simple, las salidas o fiestas se reducen a que días entrenes o juegues. Y todo lo demás se va acomodando. ¡Ah! y acuérdate de sumar tu horario de gimnasio, la escuela/trabajo. Entonces las fiestas quedan muchas veces relegadas.

Entrenar es lo mejor que hay, pero ha pasado que tienes que levantarte un domingo muy temprano para ir a practicar o porque tenias un partido. O lo que pasa cuando entrenas muy tarde y llegas a tu casa con las piernas muertas. La flojera que se siente, es indescriptible. Pero sabes qué es lo que más te gusta así que estás a las 7 am en tu entrenamiento.

El vocabulario

Árbitro vendido, ratero o ciego son las cosas más delicadas que podemos decir mientras vemos un partido de fútbol. Con eso te digo todo.

Si crees que cuando vemos fútbol nos transformamos, espera a vernos dentro de la cancha… Luego del partido regresamos a ser unas damas.

Los outfits

Es de futboleras estar con short y polos simples. Como si fueras a entrenar. Eso no quiere decir que no nos arreglamos, solo preferimos estar cómodas.

Las zapatillas de fútbol, las tenemos a grandes cantidades. Y cada vez que sale un nuevo modelo, corremos a la tienda.

#EsDeFutbolera. ¿Qué otra cosa es parte de nuestra vida?

 

0 Comments

No Comment.