En los últimos meses han salido a la luz que dos países han empezado su cambio hacia el profesionalismo. Así es, Colombia y México han dado un paso gigante al crear ligas profesionales de fútbol femenino.

De hecho las grandes potencias han demostrado que tener un fútbol de clubes que sea profesional hace la diferencia en las selecciones nacionales. Veamos el estado de las selecciones nacionales, que es en donde se ven más marcados los resultados.

De las 7 ediciones jugadas de un mundial de mayores sólo Brasil, Colombia, Ecuador y Argentina han asistido a este certamen. En cuanto a las categorías de menores entre sub-17 y sub-20: Brasil, Colombia, Argentina, Chile y Venezuela.

Brasil es uno de los mejores ejemplos a seguir a nivel sudamericano, ya que cuenta con una liga regular y eso hace que sus selecciones siempre este abastecidas. A diferencia de otros países que logran hacer buenos campeonatos a nivel internacional ya que podido generar una buena generación, pero no son consistentes.

Tomemos por ejemplo a Venezuela. Siendo más específica la generación sub-17 – la que disputó el mundial de Jordania-. En los últimos años Venezuela ha estado presente en los mundiales de las categorías inferiores con la sub-17 ha logrado 2 cuartos puestos.

Jugadoras como Deyna Castellanos, Daniuska Rodríguez o Sandra Luzardo son una camada de deportistas que han dejado en alto a la vinotinto. Pero, ¿qué pasará cuando ellas ya no estén? Venezuela tendrá que esperar a que otra generación se cree que de la nada.

¿Pero qué pasaría si las condiciones de su campeonato, amateur, tuviera buenas condiciones, pagos a las jugadoras y varias categorías? La vinotinto podría generar más jugadoras como Castellanos y mantenerse en la mira del mundo gracias  su juego.

Campo de juego de la liga de Venzuela
Campo de juego de la liga de Venzuela

La diferencia que hace una liga profesional se ha visto en países grandes que tienen años con una buena organización y buenas condiciones. Pero si vemos la realidad del fútbol femenino latinoamericano veremos que la mayoria de los paises las condiciones de juego y estructura no son las más indicadas.

Por ejemplo en Perú los equipos juegan todos los partidos en una sola cancha, que además en sintética. Además la el mismo lugar, es también donde entrena la selección, entrenan los árbitros y divisiones menores. Además el Torneo Metropolitano no es consistente en sus fechas de juego y la programación es manipulada a la merced de los organizadores.

Torneo Metropolitano de Perú. 
Torneo Metropolitano de Perú. 

En Chile y Venzuela tienen una liga, amteur obviamente, que es concistente pero está en pésimas condiciones los terrenos de juego. Además las chicas tienen que viajar de un lugar a otro en bus como por 4 horas, para llegar y disputar el partido en un terreno que está deteriorado. Ellas corren riesgo de lesionarse de forma severa.

Colombia ya inició su cambio. Y los resultados se irán dando tanto a nivel de clubes como de selección. Si se quiere ver una selección que triunfa, una liga bien estructurada y con buenas condiciones es la clave.  

0 Comments

No Comment.