El juego aéreo es una de las bases fundamentales del fútbol. Es una de las armas que tienen los equipos como el Atlético de Madrid, del “Cholo” Simeone o la jugadora Abby Wambach.

La técnica del cabeceo es simple, solo tienes que practicarla ya que un mal golpe y puedes salir lastimada. Es cierto que el primer reflejo del ser humano es alejarse de cualquier objeto que vaya a nuestra cabeza, pero es algo que aprende y se practica, es cuestión de querer. Lo segundo es tener los ojos bien abiertos mientras se realiza la acción, es normal cerrar los ojos al momento del golpe. Pero hay que entrenar esos aspectos para poder ejercer mejor esta técnica.

Antes de empezar a entrenar, te recomendamos que primero le pierdas el miedo al balón – aún así ya hayas jugado fútbol, aún queda un miedo involuntario-.

1. La técnica

Primero el cabezazo se puede dar con varias partes de la cabeza por ello hay tipos de golpes.

2. Ejercicios

La práctica hace al maestro, o en este caso a la maestra. Así que si quieres ser mejor que CR7, Zlatan o la misma Wambach, será mejor que empieces.

3. Potencia de piernas

La potencia de piernas es fundamental para poder lograr un buen cabezazo ya que con estas te impulsaras al momento del salto.

4. Cordinación

Es importante saber dominar nuestro cuerpo y tener tos un movimiento coordinado para lograr un mejor golpeo al balón. Además te ayudará a que no se te pase ningún balón.  La coordinación es una cualidad que se desarrolla en cada persona, esto te ayudará a poder hacer bien el gesto técnico. La idea es poder desarrollar la coordinación pies ojos. Además de tener una percepción de dónde ir o donde va a caer el balón. Pero esto llega con la práctica.

Si el juego aéreo no es tu fuerte, empieza a trabajar y gana en las alturas.

0 Comments

No Comment.