Algunas no nos entienden, otras solo se dedican a criticar y otras no dicen nada. Pero muy pocas personas son las que comparten nuestra pasión. Una fuerza que mueve a cientos de miles por el mundo, pero pocas de ellas son las que llegan a amar este deporte realmente. Si tú lo haces, estoy segura que por lo menos has hecho estas cosas.

El hinchaje es el tema más sagrado

No importa la edad... seguiremos alentando. 
No importa la edad… seguiremos alentando. 

Eres hincha de algún club. Pero no sólo hincha, te peleas y discutes con bases y fundamentos para demostrar que tu equipo es mejor. Es un tema tan controversial como la religión, política o el final de tu serie favorita. Tienes grabado en la cabeza el número de campeonatos, los mejores jugadores de la historia, las goleadas al eterno rival, etc. Claro tienes todo eso en la cabeza, pero aún así no puedes recordar cosas para un examen… cosas de futbolera.

Ir al estadio, es como estar en casa

No hay lugar como el hogar. 
No hay lugar como el hogar. 

Seguir a tu equipo significa tanto por televisión, como ir a su lugar, su estadio. ¿Recuerdas la primera vez que fuiste? Fue un día inolvidable ¿verdad? Subir esos escalones, escuchar a la gente entonar los cánticos que ya te los sabes al derecho y al revés. Sentir esa emoción de estar en el mismo lugar que tus ídolos. Pues para una amante del fútbol, esa sensación sigue siendo como la del primer día, así hayas pisado ese lugar unas cien veces.

La colección de ropa

A veces te llegas a sorprender de la cantidad de ropa deportiva que tienes en tu ropero. Pero por increíble que parezca usas todo, los mil polos, de todos los clubes (claro que menos el del eterno rival, ese de trapeador), los shorts, las zapatillas tanto de fútbol como para correr, claro está las tobilleras, canilleras, cintas, vinchas y de todo para el fútbol y los entrenamientos. Cuando es momento de organizar tu cuarto, es la parte donde pones más atención, por obvias razones.

En las reuniones familiares

Te sientes mucho más cómoda cuando hablas con tus tíos o primos, que sí entienden de fútbol. Porque pasa que tu mamá o tías, no te entienden, a menos que tengas una prima o hermana que sí. Ahí podría decirte que eres una suertuda. Pero la mayoría de nosotras nos tenemos que unir a la conversaciones de nuestros parientes masculinos ya que el fútbol es el plato principal. Y que no te sorprenda que se asombren que sepas tanto como ellos, o quizás más. ¡Demuestrales que eres la mejor!

¿Qué es lo primero que buscas en la televisión? Si, fútbol o algún programa de nuestro deporte favorito.

Admítelo, al hacer zapping nos detenemos en cualquier partido. Así sea de la liga de rumania. Si es fútbol es divertido. No es cosa de otro mundo para nosotras. Ver previas, post, especulaciones de fichajes, como se arman los equipos o análisis es parte de nuestro constante aprendizaje sobre el amor de nuestra vida. Siempre será la eterna discusión en casa cuando haya una final en juego y la novela de tu mamá a la misma hora.

Hacemos sacrificios por el fútbol más que por otras cosas.

No te hagas la que no sabes… por el fútbol nos privamos de dormir hasta tarde, de salir a fiestas o comer cosas con mucha grasa. Pero sabes que todo esfuerzo va ser recompensado al final. Sabes que es cierto lo que estoy diciendo, cuando para estudiar o trabajar te cuesta mil veces más levantarte a las 7am, que cuando tienes entrenamiento a la misma hora. Es más, para el deporte estás lista desde la 6 am.

Hay cosas que son sagradas

Como el hecho que nadie puede tocar tus zapatillas o pelota favorita. Los tienes prácticamente bajo llaves. Si tus hermanos te piden alguna de esas cosas, la respuesta es simple ¡NOOOO! Otras cosas que son sagradas son nuestros partidos, la única opción para perdernos uno es estar lesionada, y eso tenemos que tener un yeso en la pierna para no poder jugar.

El fútbol es uno de los deportes con el cual reímos, lloramos, nos frustramos o somos libres. Hay muchas chicas alrededor del mundo que también aman este deporte y se esmeran por ser mejor cada día. Eso tiene una simple explicación: Amor al fútbol.

0 Comments

No Comment.