En el Saprissa la hinchada es tan devota, que su club ha decidido que su relación será en las buenas y en las malas. Con el seguro “Morado por siempre” cubre el fallecimiento del socio del club, convirtiéndose así en el primer seguro de un equipo de fútbol dirigido a su afición.  Además incluye ser incluído en la Placa Morada, donde están todos los nombres de quienes vivieron y murieron amando a su equipo.

El club deportivo Saprissa es uno de los más reconocidos en Costa Rica. Y es uno de los animadores del torneo femenino desde hace casi quince años atrás. Pues estuvo presente desde el 2001, pero su protagonismo en la Primera División es algo reciente (2012), donde ha tenido 6 participaciones en el torneo, proclamándose como campeonas 3 veces y 2 como subcampeonas.

Las moradas comenzaron a dejar huella en la máxima división femenina desde su primer torneo. Debutaron en 2012 y ese mismo año alzaron su primer cetro de campeones al vencer en la gran final nacional a Arenal Coronado.

Fue el primer año en que la victoria era suya. Y no planeaban quedarse satisfechas con eso. Habían probado el triunfo y querían más. Las moradas entrenaron con más fuerza.

Entonces llegó su segunda copa, en el año 2014 contra el equipo Moravia (apertura). Y después, se volvieron bicampeonas en el 2015 contra Arenal Colorado (clausura), con el cual tuvieron una impresionante victoria de 10-0.

 

Un santuario del fútbol

La Cueva (estadio del Saprissa) es un lugar mágico, hermoso, donde todos los morados tienen recuerdos que van a guardar por siempre. Es un lugar donde el “saprissismo” se practica en todo su esplendor.

Estadio del Saprissa, la Cueva. / Foto: deportivosaprissa.com
Estadio del Saprissa, la Cueva. / Foto: deportivosaprissa.com

Los ánimos en cada partido están al 100%, apoyados por su mascota, el Monstruo Morado. Es con esta mascota que las moradas junto a sus hinchas demuestran a sus oponentes su fuerza, coraje y entrega al deporte.

El Monstruo Morado, mascota del Saprissa. / Foto: deportivosaprissa.com
El Monstruo Morado, mascota del Saprissa. / Foto: deportivosaprissa.com

Ahora respecto a sus jugadoras. No importa que sean profesionales, titulares o principiantes. Todos reciben un chequeo médico. Este cubre cualquier daño de lesiones en cualquier parte del cuerpo.

También les ofrece servicios de fisioterapia y rehabilitación. De esa forma se aseguran que las chicas terminen en óptimas condiciones. Se enfocan en la rehabilitación funcional y la terapia manual ortopédica que garantizan al deportista y al paciente un pronto retorno a la actividad deportiva y las actividades de la vida diaria.

Centro médico del Saprissa. / Foto: deportivosaprissa.com
Centro médico del Saprissa. / Foto: deportivosaprissa.com

Y por si eso fuera poco, también cuentan con un centro de psicología. Así, la jugadora sea profesional o amateur, puede potencializar sus cualidades individuales a fin de obtener un mejor desempeño deportivo.

Inculcando el valor del deporte

El fútbol es un deporte que transmite los valores del trabajo en equipo, el sentido de superación y se forman lazos fuertes de amistad. Con el club Saprissa no es distinto.

El transmitir los valores de disciplina, integridad, excelencia, pasión y solidaridad las prepara para actuar en diversas situaciones (no necesariamente en el fútbol), para así poder tomar las mejores decisiones y obtener los mejores resultados.

El régimen de entrenamiento es riguroso pero muy beneficioso. Las chicas con su esfuerzo y el apoyo del club, las ayuda a obtener reconocimiento por sus habilidades. Un ejemplo muy bueno es la jugadora Gloriana Villalobos.

Su debut deportivo fue en el 2012. Sí, ella formó parte del equipo que le dió su primera victoria al Saprissa. La delantera tiene las virtudes de la velocidad y buen dominio del balón, cosas que no pasaron desapercibidas por Carlos Avedissian, técnico de la selección costarricense. Esto llevó a Villalobos a participar de los mundiales sub 17 y sub 20 del 2014. Y también formó parte de la absoluta en Canadá 2015.

Actualmente sigue jugando para el club de sus amores, Saprissa.

El Saprissa progresa mucho en el fútbol al apoyar a su rama femenina. Ayuda médica, entrenamiento y enseñanza de valores ayudan al equipo a crecer y que este, a cambio, entregue el 100% en la cancha. Y el cuidado que da a sus hinchas hace que lo apoyen y los sigan en todos sus partidos, en la victoria y la derrota.

0 Comments

No Comment.