Desde la banca de los Tiburonas Rojos de Veracruz, Melissa Nuñez tiene el reto de convertir a su equipo en uno de los protagonistas del torneo. Pero más allá de sus resultados, su sola presencia es una piedra en el zapato de todos los que creen que el fútbol es sólo para hombres. Graduada de la Escuela Nacional de Directores Técnicos, cuenta con los conocimientos necesarios como cualquier otro DT del país. Pero para muchos esto no basta para que sea ‘buena en su trabajo’.

La constante lucha de una DT en un mundo de hombres

Núñez ha dirigido con anterioridad a equipos varoniles, pero siempre se ha cruzado con comentarios que la subestiman. Cuando ella se propuso a ser la primera mujer DT en la primera división o en la Liga de Ascenso, se cruzó con opiniones negativas o incluso de personas que le decían: mejor no lo hagas, no podrás.

Melissa Núñez, graduada de la Escuela Nacional de Directores Técnicos. / Fuente: ESPN
Melissa Núñez, graduada de la Escuela Nacional de Directores Técnicos. / Fuente: ESPN

Había tocado varias puertas en el fútbol profesional desde octubre de 2015, sin embargo la mayoría le confesaron que el ambiente continúa siendo “sexista y elitista por la condición de muchos jugadores”.

Pero eso no detuvo a Núñez. A pesar de esas experiencias, ha sabido hacerse de un lugar en el fútbol profesional gracias al apoyo de personas como Fidel Kuri, dueño del Veracruz, quien le abrió las puertas para dirigir al equipo femenil y además le permitió acercarse al ‘Maestro’ Reinoso de quien ha aprendido mucho durante su estadía en el club.

Y aunque ha logrado alcanzar una de sus metas que se había propuesto, no fue nada fácil. Y menos placentero porque, Melissa tuvo que enfrentarse a un problema bastante común para las mujeres: el acoso. Uno de los intermediarios de equipo de primer división vio una oportunidad de aprovecharse de ella. Se acercó diciéndole que él ‘tenía algo que ella quería’ y viceversa. Eso le indignó, que pensaran que tenía que dar algo a cambio para tener una oportunidad. No les bastaba con todo lo que había logrado por su cuenta.

El plan de ataque de Melissa Nuñez

Dejando las malas experiencias atrás, Núñez sabe que tiene una carga bastante fuerte: al ser la primera mujer en la Liga MX Femenina, debe esforzarse mucho para que vean el potencial de la mujer como directora técnica y así, no quedarse siendo la única.

Y planea demostrarlo con las victorias que está segura obtendrá con sus dirigidas, las Tiburonas Rojas. Quiere que las chicas estén a la altura del equipo varonil o mejor, superarlo. Los hombres siguen siendo el punto fuerte del club, pero ella con sus chicas están decididas a trascender y a hacer un buen trabajo. Quieren convertirse en las protagonistas de la liga.

Un 5-3-2, la estrategia favorita de Núñez. / Fuente: ESPN
Un 5-3-2, la estrategia favorita de Núñez. / Fuente: ESPN

Y Núñez quiere hacerlo desde el principio y va por una estrategia ofensiva. Es una fan de la formación 5–3–2. Gusta mucho de trabajar las bandas, adaptándose de acuerdo al tipo de jugadoras que tiene. Pero quiere dominar el campo y por eso maneja mucho las bandas, no quiere darles un respiro a sus rivales.

Como técnica su carrera tiene mucho por recorrer y obstáculos que vencer, pero confía en sus habilidades y espera que con su esfuerzo, ayude a que otras mujeres logren participar activamente en el ambiente futbolístico. Su lucha debe inspirar a otras a convertir al fútbol en un deporte sin género. Ella ha dominado el campo, es su carrera, su conocimiento, le ha costado día a día llegar donde está ahora. Lo único que pide es que se le reconozca por su trabajo. Una oportunidad, no por ser mujer, sino porque es buena en lo que hace.

0 Comments

No Comment.