Estados Unidos se impuso ante Alemania en un partido donde brillaron las nuevas figuras

En el primer día de la copa, Estados Unidos se impuso ante Alemania en el estadio Talent Energy, frente a 16, 318 espectadores.

Como se esperaba de los dos mejores equipos en el mundo, durante los 90 minutos, el partido fue bastante reñido. El primer tiempo fue un show de fuerza y resistencia por ambas escuadras. Pero fue en el segundo tiempo, en el minuto 56 cuando Lynn Williams decidió hacer la diferencia. Esta chance se dio después que el tiro de Christenn Press chocara con el palo superior y el de Tobin Heath fuera bloqueado por la defensa alemana. La pelota rodó a los pies de Williams y ella hizo suya la oportunidad y anotó.

Después fue de nuevo la lucha de Alemania por igualar el marcador y de Estados Unidos por defenderlo. El silbato final sonó y la victoria vestía los colores rojo, blanco y azul.

Francia le ganó a Inglaterra en el último minuto

El mismo día del partido USA vs Alemania, Francia se enfrentaba a Inglaterra. En el primer tiempo, Jordan Nobbs era bastante agresiva en atacar la portería francesa. Fue en su tercer disparo que su tiro alcanzó la net rival (31′).

En el segundo tiempo, las francesas cambiaron su estrategia y fueron a la ofensiva. El partido estaba cerca de terminar y las inglesas estaban confiadas. Fue en el minuto 80 cuando la francesa Laure Delie anotó desde fuera del área, igualando el marcador. El árbitro llama a tiempo extra y la lucha continúa. Entonces, a 14 segundo de terminar el partido, la francesa Amel Majri hace un saque de esquina y la oportunidad es aprovechada por su compañera, Wendie Renard quien anota con un cabezazo. El partido concluye y Francia sale vencedor.

Inglaterra se reivindica, también durante el  último minuto ante Estados Unidos

Después de su derrota ante Francia, Inglaterra no estaba dispuesta a perder otra vez. Y su siguiente encuentro era contra el país anfitrión, Estados Unidos y actuales campeonas del mundo.

Sabían que no sería sencillo, además tenía la ventaja del local. El partido inició de manera rápida y las estadounidenses tuvieron oportunidades de anotar, pero sin éxito. En el minuto 32, después de una falta contra Estados Unidos, Inglaterra tuvo un tiro libre que fue detenido por los rápidos reflejos de Ashlyn Harris.

El partido estaba por terminar y parecía que ningún equipo reclamaría la victoria. Estados Unidos dominó el juego y de nuevo tuvo varias oportunidades, pero durante el minuto 89, cuando Ellen White anotó. Inglaterra le había ganado al campeón del mundo en su terreno.

Alemania se niega irse sin una victoria

Era el último día del torneo y Alemania no tenía ni un solo gol a su favor durante todo el campeonato. Su derrota contra Estados Unidos y empate 0-0 contra Francia no pintaba bien. Ahora se enfrentaban a Inglaterra, quien había ganado al equipo local. Pero eso no las desanimó. Puede que no ganen la copa, pero NO se irán sin haber ganado un partido.

E Inglaterra lo estaba sintiendo, porque la ofensiva alemana fue bastante durante la primera mitad del partido, dejando la portería inglesa bastante amenazada.

Entonces sucedió. En el minuto 44, la delantera Anja Mitagg recibió un pase de Lina Mahull, convirtiéndolo en el gol que le dio la victoria a Alemania.

Francia gana la copa She Believes, sorprendiendo a todos

Francia llegaba como líder del certamen y necesitaba un empata para quedarse con la copa, pero Estados Unidos tenía en sus manos conquistar el bicampeonato con un triunfo en un estadio en el que siempre habían ganado, el RFK en Washington. Además, fue una noche lluviosa. El clima jugaba en contra de ambas pero Estados Unidos tenía la ventaja del lugar.

Eugenie Le Sommer fue una pesadilla para Allie Long y la defensa local en esos primeros dos goles. Le Sommer provocó el penalti del primer gol de la noche; el cual Camille Abily transformó en gol en el minuto 7. El resto del primer tiempo corrió sin goles, pero con fuertes ataques por ambos equipos.

Para la segunda mitad, Crystal Dunn y Mallory Pugh respondieron metiendo disparos con dirección de gol, pero la arquera Meline Gerard se lució con sus atajadas.

La estocada final y el gol que aseguró el título para las europeas se dio en una jugada de conjunto tejida en el costado derecho. Las compañeras de Alex Morgan en el Olympique Lyon, Le Sommer y Abily, fueron las protagonistas de esa jugada que culminó con Camille firmando su doblete. El partido concluyó con una victoria aplastante de 3-0, a favor de Francia.

Les Blues sellaron su victoria teniendo varios elementos en contra: lugar, clima y jugaron contra un equipo campeón del mundo. Lo que apuntaba como un duelo cerrado entre dos de las mejores selecciones del planeta, término en un abultado e inesperado resultado, el cual es también el primer partido en la joven historia de la copa She Believes, donde se demostró que cualquier equipo puede ganar.

0 Comments

No Comment.