Hay veces que sientes que tienes hambre, pero acabas de desayunar o almorzar. Empiezas a pensar que de tanto comer, descuidarás tu físico y no rendirás lo mismo en los entrenamientos y peor, tal vez por el sobrepeso te dejen en la banca.

Como no queremos eso, para esos ratos entre comidas, mientras estás en casa, estudiando o en el trabajo, te dejamos 5 tipos de batidos que te servirán para calmar el hambre Y darte la energía necesaria mientras pasan las horas para el entrenamiento y también, para ayudarte a recuperar las energías después de haberlo concluído.

Antes del entrenamiento

Lo que le interesa a una futbolista antes del entrenamiento, es tener sus depósitos de hidratos de carbono llenos, ya que son el principal combustible del músculo. Para ello, lo mejor es tomar un batido rico en carbohidratos y bajo en grasa, proteínas y fibra.

1. Batido de plátano y dátiles

1 plátano
¼ de leche de avena con calcio
1 cucharadita de miel de flores
2 dátiles secos deshuesados

Lo que debes hacer es pelar los plátanos y pasarlos por la licuadora junto con la leche de avena y la miel. Enfriar el batido en el frigorífico por unos 10 min, pasar a un vaso alto y agregar la pulpa de los dátiles bien picada en el momento de servir.

Beneficios:

El plátano es bastante rico en potasio y se caracteriza por ser rico en hidratos de carbono, lo que hace que sea una de las mayores fuentes de energía vegetal. Además, es un alimento ideal para satisfacer de manera rápida la sensación de hambre. Junto a los dátiles, nutrientes que ayudan a dar energía a tu organismo, tendrás la fuerza suficiente hasta cuando llegue la hora del entrenamiento.

2. Batido de plátano, avena y cacao

200 mililitros de leche desnatada

1 plátano

1 cucharada sopera de cacao

3 cucharaditas de avena

Bastante sencillo de preparar. De nuevo, pela el plátano y colócalo en la licuadora. Añade después la cucharada de cacao y las 3 de avena. Agrega la leche y empieza a batir hasta que todo esté bien mezclado. Viertes el batido en un envase y disfrutas. También si deseas, puedes cortar en rodajas el plátano y añadirlo después de hacer la mezcla con los demás ingredientes.

Beneficios:

La avena ayudará a que realices una mejor digestión debido a su fibra. Además es rica en proteínas, la cual ayuda a la producción y desarrollo de nuevos tejidos musculares, ideales para quienes se preparan para una dura sesión de entrenamiento.

Después del entrenamiento

El día ya casi llega a su fin. Y tu cuerpo necesita nuevas fuentes de energía para seguir. Recuperar fuerzas, relajar músculos, tener una buena digestión de los alimentos que consumiste antes de entrenar (digamos almuerzo o cena). Para ello, estos batidos son perfectos para esa situación.

3. Batido de plátano con leche y canela

300 mililitros de leche desnatada

2 claras de huevo

1 yogurt natural

1 plátano

Canela

Lo primero que debes hacer es en un recipiente separar las dos claras de huevo, pelar el plátano y colocarlos junto a los demás ingredientes en la licuadora. Una vez esté todo mezclado, vaciar el batido en un envase y colocas cucharaditas de canela para finalizar.

Beneficios:

El yogurt natural es bastante bueno para la digestión, además ayuda a absorber de mejor manera los nutrientes y proteínas, los cuales están presentes en la clara de huevo. Esta es además rica en proteínas, la cual es muy recomendada para bajar de peso y aumentar la masa muscular de manera sana. Y por último, tenemos la canela que es el mayor elemento en este batido. Si tienes pie de atleta, la canela es un remedio natural ante esto. También su aroma y consumo beneficia como un remedio natural fabuloso para los músculos cansados y doloridos. Y por último, en esos días delicados del mes en los que lo único que quieres es que te quiten la barriga nada mejor que una taza calentita de leche con canela. Calmará tu dolor y te sentirás mucho más relajada.

4. Batido de suero de leche y fresa

1 cucharada de proteína de suero de leche

½ taza de leche desnatada

3 fresas

½ taza de avena

Lava las fresas y quita la parte superior, donde están las hojas. Puedes también cortarla en rodajas para que sea más fácil de licuar. Mezcla todos los ingredientes en la licuadora y vierte el batido en un envase para su consumo.

Beneficios:

La proteína del suero de leche tiene diversos beneficios. Aumenta la masa muscular y contribuye a la vez a la pérdida de peso, por medio de una mejor digestión reduciendo la inflamación intestinal. Similar es con las fresas, que además son ricas en vitaminas, magnesio, potasio y vitamina K, que ayudan a potenciar la salud de los huesos. Además, el ácido elágico presente en las fresas mejora la elasticidad de la piel y retrasa la aparición de los signos del envejecimiento, como las arrugas y la flaccidez, al tiempo que la biotina contribuye a mantener un cabello y unas uñas sanas.

5. Batido de fresa y plátano

1 plátano

3 fresas

½ lima

200 gramos de yogurt natural

Lavas las fresas, quítales la parte superior donde están las hojas. Pelar el plátano, cortar por la mitad la lima y pon los ingredientes en la licuadora. Una vez echados los 200 gramos de yogurt desnatado, empieza a mezclarlo todo. Una vez listo, vertir en un envase para ingerir el batido.

Beneficios:

Después del entrenamiento, se requiere recuperar las energías para el día siguiente. El plátano y las fresas se encargarán de eso con sus proteínas. Para evitar una inflamación intestinal y una mejor digestión es el papel del yogurt natural. La lima también es muy buena para esto, eliminando las toxinas al neutralizar el ácido de los jugos digestivos. También tiene un alto grado de vitamina C, ayudando a fortalecer nuestro sistema inmunológico, evitando que caigamos ante enfermedades como resfriados y malestares estomacales. Así podrás rendir al máximo en tus entrenamientos y otras actividades del día.

Fuente: El blog del día

0 Comments

No Comment.