A las personas que dicen que una chica debe dedicarse a estudiar y no al deporte, hay estudios que demuestran que la clave para una vida laboral exitosa tiene como base un vida deportiva activa. Hay cosas que solo se pueden aprender viviéndolas.

 

1. No es sólo patear un balón, es inculcar valores

El fútbol es una disciplina deportiva que sirve para que las chicas alcancen un buen estado físico y también mental. Ahora, dirás que entiendes la parte física pero ¿cómo ayuda en un aspecto psicológico?

Una deportista tendrá siempre en mente el querer superarse a sí misma para alcanzar la victoria. Conocerá la derrota y el cómo vencerla, teniendo así un pensamiento de lucha y superación.

2. Será una líder

De acuerdo a un estudio realizado en el 2014, en la universidad de Cornell de Nueva York, personas que hayan participado en actividades deportivas desde la secundaria, muestran altos niveles de liderazgo y éxito a lo largo de sus carreras profesionales y su vida diaria.

3. Sabrá trabajar en equipo

El fútbol es un deporte que se juega en equipo, haciendo que la comunicación y empatía sean beneficiosas. ¿Cómo ayuda en el trabajo o estudio? Tendrán una mayor influencia hacia sus demás compañeros, el intercambio de ideas y acepta de críticas. Eso hará que vean qué es lo mejor para el grupo y no sólo para sí mismas.

4. Sabrá manejar el estrés

Algo bastante común para un estudiante o trabajador (en resumen cualquier ser humano adulto) es el estrés. El no poder lograr un objetivo, pasar una prueba o cerrar una venta.

Como deportista, la derrota y fracaso no le serán ajenos. Pero también estarán acostumbradas a competir y a buscar el éxito. De acuerdo a Vin McCaffey, jefe ejecutivo del Grupo Internacional de la Teoría del Juego (Game Theory Group International), muchas compañías contratan atletas profesionales o amateurs: la necesidad de estar en continuo movimiento hacia el éxito es algo que comparten los negocios y el deporte.

5. Tenían mayor preferencia por el voluntariado

Basado en el estudio de la universidad de Cornell, una joven deportista está más inclinada a las labores de voluntariado, por el hecho de llevar una vida más activa y comunicativa en lugar de ser una persona introvertida. Se vuelven “pro sociales”, buscando la forma de ayudar y a la vez, creciendo como ser humano.

6. Autoconfianza y mayor autoestima

Para una futbolista, es bastante común el escuchar “no puedes jugar fútbol porque eres mujer”. La constante crítica las hace crecer más fuertes y con un mayor aprecio por sí mismas y sus habilidades.

También exhiben una mayor seguridad al enfrentarse a problemas de competencia, discriminación y estrés. Además de una mejor relación con los demás y un sentimiento de pertenencia al grupo.

7. ¡Que lo ponga en su CV!

En área de hobbies puedes poner el deporte que practicas, si perteneces a un equipo o has ganado algún campeonato. Y aquí hay formas en cómo puedes usarlo para tu beneficio:

8. Ayudará en una entrevista de trabajo

Puede que ser una futbolista haya sido una parte muy importante y grande en tu vida, pero para tu entrevistador quizás no. Es más, quizás nunca practicó un deporte y debes demostrarle que no sólo eres una deportista que trabaja como ingeniera y periodista. Demuéstrale que eres una ingeniera o periodista que también hace deporte.

Como por ejemplo, una pregunta clásica en una entrevista es “¿cuál es tu mayor debilidad?”. Una buena respuesta puede ser con una anécdota: “Mi sentimiento de competencia. En la secundaria, era bastante agresiva al momento de jugar fútbol, pero he aprendido a canalizar toda esa energía en el juego y en no gritarles a mis contrincantes”. Entonces, de inmediato relaciónalo al trabajo: “Pienso que en serio me ayudará en el ambiente laboral. He aprendido a sobreponerme en un ambiente competitivo y estoy segura que puedo mantener la calma en cualquier situación y superarla, consiguiendo mis objetivos”. Una persona segura de sí misma y sus habilidades es bastante codiciada.

9. Enseña habilidades y valores

En resumen, el fútbol al ser un deporte de equipo enseña bastantes habilidades como:

10. Tiene modelos a seguir

Existen mujeres que han alcanzado éxito en sus carreras profesionales y ¡oh casualidad!, han formado parte de un deporte de equipo. Ellas son Nicole Aunapu Mann, una astronauta que también fue futbolista universitaria, ella ahora está calificada para ser enviada a cualquier tipo de misión en el espacio. También está Indra Nooyi, quien es la actual presidenta y directora ejecutiva de Pepsi, sí la marca de gaseosa, que es el segundo negocio de alimentos y bebidas con mayor ingreso en el mundo. Y fue jugadora de béisbol. Y por último, pero no por menos, está Irene Rosenfeld, directora general de Mondelēz, compañía de alimentos que tiene productos como Oreo, Chips Ahoy!, Trident y Halls. Y fue jugadora de básquet.

Creo que ya no necesitas más motivos. ¿Qué esperas? Alienta a tu hija a que practique un deporte de equipo y el fútbol es una excelente opción. ¡Conviértela en una mujer de éxito!

0 Comments

No Comment.