Ellas no dan su brazo a torcer, ambas quieren ser el próximo balón de oro.

Stina Blackstenius es la referente del área para la selección sueca.  A sus 21 años se encuentra en el Montpellier donde está dando muestra de su buen fútbol y goles. En la liga de Francia lleva más de seiscientos minutos en el terreno de juego y ha logrado anotar seis goles. Tiene un promedio de gol de un gol cada tres juegos, un promedio que irá en aumento. Tiene la continuidad y el talento. Además destaca con su selección y sus actuaciones en las últimas Olimpiadas de Río así lo demuestran. Representando a su seleccionado desde la categoría sub 17 hasta la actualidad, ha disputado 32 partidos y logrado anotar 38 goles. Eso significa que anotó un gol y medio por partido. goles por partido.

Stina tiene tres cualidades que la hacen imprescindible en Suecia y muy pronto en su club.

Es un tren cuando se lanza en velocidad

Con su 1,74 metros de altura y sus 72 kilos la hacen ser inderrumbable. Ella no necesita jugar al borde del “offside” con su galope, puede vencer a cualquier defensa. No solo es una ventaja para ella, si no para su equipo. Cualquier despeje o balón largo puede ser alcanzado, dominado y creado en una ocasión de gol  por ella.

Es una experta en salir airosa de los espacios reducidos.

A su velocidad tienes que sumarle su gran técnica. Apilar rivales no es un problema para ella. Así sea en espacios reducidos, su control y dominio del balón son excepcionales. Su pierna derecha es una arma mortal, pero que no te engañe su zurda, que igual hace daño.

Nunca necesita el toque de más

Si su técnica es excelente sus definiciones son una sutileza divina. Así entre de carrera a más de sesenta kilómetros por hora. Su precisión frente a la portería es casi perfecta. Además de ser una auténtica cazadora de goles, es como un tiburón oliendo sangre. Si le das tres centímetros en área mueres.

El orgullo holandés de Vivianne Miedma

Una extrema que es de temer, pero a veces el área es su hogar. Miedema a sus 20 años, se ha vuelto toda una realidad de la selección de Holanda. Ha participado en las selecciones sub 17 y sub 19 con las que ha disputado 13 partidos y ha anotado 27 goles, significa que lleva un promedio de dos goles por partido.

Hoy en día es una de las titulares del cuadro bávaro. Bayern Munich le ha dado la oportunidad de crecer y ella no la ha desaprovechado. Con la 10 en la espalda, ella se recoge para poder armar juego, desbordar por bandas e incluso terminar las jugadas muchas veces iniciada por ella misma.

Vivianne tiene tres cualidades que la hacen indispensable en el Bayern y figura con la naranja.

Una jugada siempre en su cabeza

Como toda una diez, ella arma mucho el juego del cuadro alemán de tres cuartos de cancha hacia adelante. Sus pases son indescifrables y exactos. Sabe cómo romper defensas con un pase filtrado, un centro o una pared. Su más grande virtud es siempre estar lista para la siguiente jugada.

Ella no conoce la derrota

Entrega todo lo que tiene, y se convierte en una jugadora todo terreno. De esas que puede jugar hasta en cinco posiciones en un solo partido. Su actitud en el campo, sumado a sus dotes técnicos la hace prácticamente imparable. Si pierde el balón, ella misma lo recupera, juega y finaliza la jugada.

Cada disparo va a destino correcto

Parece una veterana. Sus definiciones siempre son acertadas. Es más en el partido de ida del PSG ante el Bayern Munich el único gol del partido fue de Miedema, que además fue el único remate al arco del equipo bávaro. Sus goles en Champions muestran sus dotes frente al arco, ocho goles en ocho partidos.

Ambas tienen lo que se necesita para ser grandes. Una es es un todo terreno y la otra es goleadora nata. ¿Quién será la mejor?

0 Comments

No Comment.