La situación del club alemán va mejorando poco a poco.

En el partido de ida, en los cuartos de final de la Champions, el equipo francés del PSG se enfrentaba al Bayern Munich. El ataque francés se enfrentaba a la resistencia germana. Y el partido estuvo de taquicardia, la ofensiva del PSG se veía en todo su esplendor… pero no resultó ser muy efectiva.

El PSG poseyó gran parte del partido un poderío sobre el balón, pero las veces que pateó (17) muy pocas fueron directo a la portería (9). Dirás, 9 tiros al arco y no anotaron ¿por qué? La causante de esto fue la portera del Bayern, Tinja-Riikka Korpela. Todas las veces que su territorio era amenazado por un ataque francés, ella defendía con excelencia. El único gol del partido fue por cortesía de la delantera Vivianne Miedema, en el 72′. Así, las germanas reclamaron la victoria ante Francia.

Su mayor rival es otro equipo alemán, el popular Wolfsburg. Este lo supera al ganar dos Champions (2012-13, 2013-14). Además, tienen en su historia una hazaña que ningún equipo alemán había logrado antes: ganar un triplete: Liga de Campeones, Bundesliga y DFB-Pokal en el 2012.

Pero las del Bayern están decididas a mejorar su imagen. Ellas cuentan con dos Bundesliga, una DFB-Pokal y 8 Copas Bávaras. Ellas, como todo club europeo, buscan contar entre sus victorias, una Champions. Y puede que su situación esté por cambiar para lo positivo.

El creciente interés desde Río 2016

Dos miembros del Bayern son jugadoras olímpicas que ganaron la medalla de oro por primera vez. Pero Melanie Leupolz y Sara Däbritz, han dicho que las cosas han mejorado un poco desde su victoria en Brasil. Aunque podría ir mejor.

La Asociación Germana de Fútbol (DFB), se mostraron interesados en el triunfo de las jugadoras y decidió apoyar monetariamente al club que pertenecen. También el grupo multinacional Allianz se acercó al club diciendo que estaba “muy interesado en sus chicas”. En comparación con el mercado masculino, no siempre hay campos para nuevos sponsors, pero con el femenino siempre hay lugar para la mejora. Y también las chicas por su cuenta buscan la forma de progresar por su cuenta.

Como Leupolz quien tiene más de 100.000 seguidores en su página de Facebook e Instagram. De acuerdo con ella, es una muy buena manera de hacer marketing de sí misma como jugadora y también para el club.  

No te equivoques, el haber ganado la medalla de oro es un gran suceso en sus vidas. Pero que las haya cambiado, ahí nos quedamos cortos. Pero están seguras que llegarán a más triunfos y su actual entrenador piensa asegurarse de ello.

El club que une a una familia

Su actual entrenador es Thomas Wörle, un ex jugadora alemán. Aunque es joven (35), lleva entrenando al Bayern desde el 2010. Tiene tres honores que se le atribuyen como entrenador que son tres Bundesliga (2011, 2015, 2016) y la copa DFB-Pokal (2012).

Jugó en equipos menores como FC Augsburg y Kickers Offenbach. En toda su carrera anotó 10 goles.

Cabe mencionar que el amor por el fútbol y hacia el club Bayern es algo que lleva en la sangre, pues es hermano menor de la ex jugadora del Bayern, la delantera Tanja Wörle. Ella tuvo 165 participaciones con 15 anotaciones. Y tampoco hay que olvidar que el anterior entrenador del Bayern femenino fue el padre de ambos, Günther Wörle.

Las actuales figuras bávaras

En la liga alemana, están en la tercera posición la cual se la han ganado con mucho esmero y por el trabajo de sus jugadoras, pero vale destacar a algunas.

Como por ejemplo, la valiente en defender los tres palos, la finlandesa Tinja-Riikka Korppela. Con sus 30 años de edad, tiene la sabiduría necesaria para ser infranqueable en la portería. Ha pasado por equipos como el Tyreso de Suecia. Además de ser la portera titular de la selección de Finlandia. Es una portera con buena técnica, físico y reflejos.

Quienes la defienden son la dupla de Gina Lewandowski y Carolina Abbé. Ellas se encargan de cerrarles el camino a cualquiera que amenace su portería. Gina por un lado es una defensa dura, sin temor a entrar a la pelota. Puede que no sea muy buena con la técnica, pero en la lucha por el balón puedes estar segura que ella será quien salga victoriosa la mayoría de las veces. Pero ahí entra su complemento, Carolina, cuya técnica con la pelota es impecable, dando pases perfectos. Eso sí, ambas poseen un buen juego aéreo, haciéndolas una línea defensiva muy difícil de quebrar.

Pasemos al mediocampo, terreno de juego donde mandan Melanie Behringer, ganadora del Balón de Oro 2016. Jugadora con una impresionante fuerza de piernas y con muy buen manejo del balón. Su estilo de juego la hace favorecer mucho el ataque, poseyendo gambeta y gol.

Y no está sola, pues la acompaña Melanie Leupolz, quien aparece donde menos te lo esperas. Donde hay un hueco en la defensa contraria, da por hecho que Leupolz estará ahí. Una medio con mucha visión de gol y buen dominio del balón. Por último pero no por menos, tenemos a Sara Däbrtiz, una de las más jóvenes de la escuadra (22). Su calidad de juego, gambeta y pegada la hace la sucesora de Nadine Kessler en la selección alemana. El gran dominio que tiene con el balón la hacen un dolor de cabeza para sus rivales.

Ahora vamos con la fuerza de ataque del Bayern. Y el tridente que se encarga de sembrar el miedo al contrincante empieza con la japonesa Mana Iwabuchi, quien posee un juego bastante estructurado y estratégico. Además de ser muy veloz, es un rayo en el campo. La acompaña Lena Lotzen, quien rompe filas con mucha facilidad, causando pánico en el equipo contrario cuando se mete en su área. Cerrando la formación, Vivianne Miedema quien gusta del juego de ataque. Le gusta armar un buen juego con sus compañeras delanteras y rematar a gol. Aquí tenemos estrategia, velocidad, control y ataque. Una línea ofensiva bastante potente y temible.

El club germán busca mejorar su situación al tener jugadoras olímpicas, además de contar con verdadero talento para el fútbol y en un futuro poder medirse y superar al Wolfsburgo en ser el número uno en Alemania.

0 Comments

No Comment.