No todo es concentración o tu cabeza va explotar.

Una instancia decisiva de cualquier campeonato es frustrante por muchas razones. Sabes que de ese partido depende el título, tu permanencia, los hinchas o el entrenador. Pero como dirían las personas que no saben lo que es el fútbol: “Es sólo un juego”.

Fuente: donnatale. 
Fuente: donnatale. 

No, por favor, te exijas mucho

Uno de los errores más comunes es imaginar que todo nos sale a la perfección. Que somos LAS jugadoras del partido, anotamos el golazo de la temporada, nadie es mejor que tú, etc. Es una de las peores cosas que puedes hacer, ya que desde mucho antes te estás parametrado. Si no logras lo que pasó en tu mente, ya fracasaste y eso es una presión en el partido y para ti misma.

De ahí pueden venir los errores más comunes que hay dentro de un encuentro, como no ver al compañero mejor ubicado, rematar desde cualquier lado, tratar de acumular hasta cinco jugadores rivales, etc. La idea es que estés relajada, no que te devanes la cabeza porque no eres Ronaldinha.

Un buen ejercicio, es sí ponerte en situaciones de juego, pero de ambos lados, tanto en el triunfo como en la derrota. Para poder equilibrar tu mente.

No hay nada al azar

Si das bien o no el primer pase no te asegurará que hagas bien o no un partido. Todo depende de tu disposición tuya para el partido. Por ello siempre debes estar concentrada cuando entres al campo de juego. Como jugadoras debemos hacer previo al partido como un mantra, que sea, si empezamos a jugar mal, pues lo cambiamos. Una se da cuenta, cuando no está aportando al equipo y bueno, no es cuestión de culpar al mundo, si no tomar nuestras propias decisiones.

Un buen ejercicio es ponernos en situaciones en las que no estemos jugando bien el partido, para luego cambiarlas por positiva. Todo está en el poder de la mente.

Fuente: Charlatecnica. 
Fuente: Charlatecnica. 

Separa tus vidas

Jamás lleves al campo de juego los problemas que puedas tener fuera de él. Sí, es una petición difícil, pero es posible. Acá es cuestión de cada una para poder tomar una decisión. Ahí sólo hay dos opciones: o dejas que el problema te afecte y o no.

Para poder tomar la mejor decisión, es mejor aceptar el problema que no acecha. Una vez que lo hagas, podrás ver la situación tal cual es. Ahí podrás resolverlo de la mejor forma, además de poder cumplir con tu otra responsabilidad, el fútbol.

El marcador puede ser tu amigo o el enemigo

Como decía Pirlo: es sólo fútbol. Así uno de los mejores jugadores no se ponía nervioso por el resultado, porque al final él es sólo un futbolista, no un experto en desactivar bombas nucleares. NO DEJES QUE LA ANSIEDAD TE CONSUMA. A veces nos ponemos a pensar en cómo va a ser el marcador, los minutos de los goles y hasta cómo van a gritar las anotaciones.

Juega al ping pong, mira una película o simplemente duerme. Devanarse la cabeza es un suicidio. Por ejemplo Piqué antes de la final del Mundial del 2010 jugó ping pong por dos horas.

Fuente: Tumblr.
Fuente: Tumblr.

Estúdiate como jugadora

Un buen ejercicio es que veas partidos tuyos antiguos y repases lo que haz hecho mal de forma mental, eso una noche antes del encuentro para que puedas mediante tus sueños corregir esos errores. Es un buena preparación ya que cambia una realidad negativa por una posibilidad positiva. Además de ponerte en situaciones, vas a poder corregir lo que haz hecho en el pasado, para poder sentirte que has evolucionado.  

No solo observes la jugada, si no cada gesto, cada disputa y en cada situación, tanto en la victoria como en la derrota. Te podrías llevar la sorpresa de que te relajas cuando vas ganando.

Unos consejos para todas aquellas que sienten que antes de un partido importante siente que hasta se va enfermar. Tu cerebro controla tu cuerpo, ahora aprende a controlar tu cerebro.

Fuentes: eHow // exitodportivo.com

0 Comments

No Comment.