Porque el amor que sientes por el fútbol sólo es superado por el amor que siente tu mamá por ti.

Una mamá es aquella persona que puede no vean todo de la misma manera, la que te diga limpia esa mochila, que comes demasiado o que te laves el cabello y también que intentes otros peinados, que no todo se reduce a una cola de caballo. Puede que te saque de quicio en el momento, pero ponte a pensar así: la mochila ordenada y limpia te da una satisfacción al verla así, además no apesta. El que comas mucho puede causarte un problema en el estómago lo cual te puede impedir jugar. Y también puede que te diviertas intentando nuevos looks, teniendo más variedad para escoger en diferentes ocasiones de tu vida.

Todo lo que dice mamá es pensando en ti, por más que parezca lo contrario. Y puedes tener en cuenta que al momento de jugar, tu más fiel fan y la número 1, siempre será mamá. ¿Por qué decimos esto?

1. Porque es quien te va a alimentar

Ella no dejará que empieces el día comiendo cualquier cosa o peor, sin comer. ¡Pero mamá no hay tiempo! Nada de eso, tú comes porque si te desmayas en pleno partido, serás la burla y eso no va a suceder. Si quieres haces el ridículo que sea en la casa, pero afuera es distinto.

Y si eres de las que no se levantan temprano y llegan tarde, hay recetas de batidos que son bastante completos para darte la fuerza necesaria para el entrenamiento o partido. Y no requieren mucho tiempo en su preparación. Compártelos con ella y así, estará lista para darte tu fuente de energía e incluso lo pueden tomar juntas.

2. Porque siempre tendrá un recuerdo

Si tu mamá es de las que gustan grabar y tomar fotos de tus partidos, déjala hacerlo. Es porque quiere capturar el momento de tus victorias. Y las derrotas, bueno también se aprenden de ellas. ¡Pero esas sí se eliminan! Y ella entenderá.

También míralo así, tu mamá será la persona que capture tu evolución como jugadora, podrás estudiar tus jugadas con los vídeos que tenga de ti, recordar momentos con tus amigas, un partido importante o donde fueron el equipo estrella y justo lo grabó. Esa será ocasión para que lo veas y recuerdes junto al resto de tu equipo y se burlen del equipo rival.

3. Porque mira los partidos contigo

Si tu mamá también es de las que gustan del fútbol, amiga te sacaste la lotería porque podrás estar con alguien para discutir los partidos, de por qué Messi es el mejor jugador del mundo, con quien podrás ver la Champions. Y especialmente, poder hablar mal del equipo rival con alguien que te entiende.

Y si no le gusta… pues no hay problema. Mientras tú ves el partido, ella estará sentada a tu lado, haciéndote compañía. Porque sabe que es un momento importante para ti y quiere pasarlo contigo, de cualquier manera. Y si quieres hasta le puedes explicar, créeme que eso le hará feliz porque sabes que también le pones atención.

4. Porque siempre hay una mamá del equipo

Y no hablamos de la que es la mayor o quien se preocupa de todas. De una verdadera mamá del equipo, la que pregunta por sus vidas, cómo va el entrenamiento, los partidos, si todas han comido. Si una está enferma, ella busca la forma de ayudarla o hasta va a la farmacia.

O también, cuando el equipo se reúne en una casa, la mamá prepara los bocaditos y se asegura que todas estén cómodas y satisfechas. Tanto así que se gana al equipo y se vuelve un miembro más. Y si alguien se mete con ella, todas saltan a defenderla.

5. Porque siempre serás su campeona

Cuando llega ese momento donde te sientes muy mal, sea porque perdiste el partido, no pasaste las pruebas para entrar al equipo, no te sale una jugada o tuviste un problema con alguna de tus amigas, es en ese instante donde sólo piensas en alguien: en tu mamá.

¿Qué haría mamá? o simplemente quieres hablar con ella para pedirle un consejo o su ayuda. Y estáte segura que siempre tendrá la respuesta a todo o buscará la forma de ayudarte en caso contrario.

Y también, en el momento de la alegría al ganar el campeonato, pasaste a formar parte del equipo, te nombraron capitana o la que te cae mal se cayó, también piensas en contárselo a una persona: a tu mamá.

¡Espera a que mamá oiga esto! o ¡ya quiero contarle esto a mamá! Porque quieres que comparta tu alegría y su respuesta será: ¡Sabía que lo lograrías! y reirá, celebrará contigo. Es la persona que siempre estará a tu lado, tanto en la victoria como la derrota. Es tu apoyo incondicional que no esperará nada a cambio. Sólo tu felicidad.

Por eso queremos gritar: ¡FELIZ DÍA MAMÁ!

0 Comments

No Comment.