Ahora su nuevo objetivo es ganar a la Copa Libertadores.

Durante la final del campeonato ecuatoriano de fútbol femenino del 2016,  el encuentro le dió un nuevo significado a lo reñido.  El club Unión Española, de Guayaquil, se tenía al frente al Espuce quiteño. Estos dos conjuntos parecían destinados a enfrentarse en la final. No sólo tuvieron las mejores actuaciones de la temporada, el año anterior también llegaron a la última instancia del torneo. Para Espuce era una revancha necesaria. Se lanzaron al ataque presionando a sus rivales sin cuartel, tuvieron varias oportunidades de gol que no pudieron concretar. Así fue como empezó a crecer la figura de la arquera Irene Tobar —portera de la selección absoluta de Ecuador— quién parecía una muralla con reflejos felinos. En el partido de ida habían empatado, pero faltando cinco minutos para el pitazo final apareció Madeline Riera, infiltrada en el área rival, soportando la marca de las defensoras, sacó un disparo potente e inesperado que sorprendió a la portera rival. La volante del Unión española hizo el único tanto en la contienda, consiguiendo su segunda copa consecutiva

Para ser un equipo campeón, que las entrene una campeona

Wendy Villón es la responsable del buen desempeño del equipo bicampeón, ella la primera ecuatoriana en haber ganado cuatro veces el campeonato ecuatoriano de fútbol femenino como entrenadora. Con sólo 36 años la joven entrenadora, ha ganando el torneo desde su inicio en el 2013. Consiguiendo los títulos primero con el Rocafuerte (2013-2014) y ahora con el Unión Española (2015-2016). Pero Villón ambiciona mucho más, con nuevo conjunto, es momento de ser protagonista de la Copa Libertadores femenina. El torneo internacional le servirá para demostrar que el crecimiento del fútbol femenino ecuatoriano, sino una buena manera de preparar a sus jugadoras a un competencia en la que aún no destacan.

Para ser un equipo campeón, requieres apoyo monetario

¿Cómo se puede llegar a ser un equipo profesional? Cuando tu trabajo es reconocido y recibes apoyo económico. Este es el caso del Unión Española el cual contó con el aval de la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF), a través de su Comisión Nacional de Fútbol Aficionado (Confa).

En el 2015, la federación le otorgó $ 40.000 para que sea destinado en la mejora del equipo, sea indumentaria, equipo de entrenamiento y otros usos que pueda utilizar el club para beneficio del equipo. Tras su victoria en el campeonato en el mismo año, el apoyo no sólo se mantuvo, si no más bien aumentó exponencialmente con $ 60.000 más que el año pasado. ¡Eso le daba $100.000 de fondos al club! Esto significaba mayor apoyo en el entrenamiento y cuidado de las necesidades de sus futbolistas. Sin mencionar la satisfacción del reconocimiento de sus habilidades y crecimiento como equipo y club.

Claudia López, presidenta de Unión Española, se mostró contenta por la consecución del título y por el creciente interés en la federación. Tampoco descarta que pueda atraer la atención de futuros auspiciadores externos.

También, la fama del equipo ha ido creciendo por la audiencia que tuvo la final en el Monumental de Barcelona, Guayaquil. Una audiencia de más de mil personas habla bien para el crecimiento del fútbol femenino en Ecuador.

Para ser un equipo campeón, debes tener a las mejores

Para asegurarse también un mejor desempeño, el Unión Española fichó a jugadoras del anterior campeón, Rocafuerte. Entre ellas están la delantera ítalo-ecuatoriana, Giannina Lattanzio. Ella posee un buen manejo del balón y también velocidad. A su lado tiene a Madeleine Riera, una volante ofensiva, la cual posee un buen remate y es la capitana del equipo. Reforzando el ataque está Érika Vázquez, la cual es muy hábil para habilitar y marcar goles. La FEF, a través de Amilcar Mantilla, miembro del directorio de la institución, premió a Vásquez como la mejor jugadora y goleadora del certamen con 22 anotaciones. El año pasado también fue la máxima artillera con 19 goles. En la defensa del equipo destaca Ingrid Rodríguez, que gusta de llevar a sus rivales hacia la banda y sus pases son precisos. Ella es parte responsable que los ataques del equipo rival no amenacen la portería. De ser así, la encargada de defender los tres palos es Irene Tobar.

Y también tenemos que tener algo en cuenta. Todas ellas también forman parte de la selección absoluta de Ecuador. En otras palabras, tenemos un equipo muy bien reforzado por jugadoras de experiencia internacional.

Ahora el reto del equipo guayaquileño será mejorar su participación para llegar a la Copa Libertadores femenina. De acuerdo con su entrenadora, Wendy Villón el equipo está más consolidado, mejor apoyado y con más experiencia. Está segura que este año tendrán una mejor campaña. Es cuestión de tiempo para que el Unión Española siga mejorando y demostrando el potencial que tiene el fútbol femenino ecuatoriano.

0 Comments

No Comment.