El desarrollar ligas profesionales debe ser sólo el inicio.

La Liga Iberdrola es uno de los lugares donde muchas futbolistas quieren terminar jugando. Primero, por el nombre de los equipos: vestir la camiseta del Barcelona o del Atlético de Madrid, clubes de renombre mundial. También  por el compromiso que hasta ahora ha mostrado la liga con sus futbolistas, tienen una estructura bien armada con apoyo y es todo un modelo a seguir.

El campeón de la primera división de España es el Atlético de Madrid Féminas. Con 78 puntos acumulados en 30 partidos disputados, la escuadra madridista jamás perdió un partido, tuvo 91 goles a favor y 17 en contra. Una buena producción por parte de las 23 jugadoras. Su promedio de gol eran de 3.3 goles por partido, fueron  un equipo que te aseguraban una goleada. Ha sido el gran y justo ganador de un liga profesional.

Fuente: Sphera Sports.
Fuente: Sphera Sports.

Sin embargo el premio por haber encandilado a sus hinchas, y derrotado a todos los clubes sin perder un partido, tuvieron la recompensa de 54 Euros. Eso es lo que considera la federación española que vale ser las campeonas del fútbol femenino español: 1.352,28 Euros.

¿Qué hace una jugadora profesional con 54 euros? ¿Acaso puede pagar un departamento? o ¿la universidad? Ahora dirán, pero sí tienen las instalaciones, los nutricionistas y los entrenadores. Pero ¿dónde queda la remuneración de su trabajo y esfuerzo al final de la temporada? Muchas que juegan en el Atlético estudian, para luego poder mantenerse. No es que el fútbol sea rentable para ellas.

¿Sabes cuánto va a ganar cada jugador del Real Madrid por ganar la Liga? 300 mil Euros. Es casi 100 veces que el premio en el fútbol femenino. ¿Es justo?

Pero no es el único caso, pues en el 2015 y luego de haber ganado un mundial. Las jugadoras del la selección femenina de fútbol de Estados Unidos demandó a su federación exigiendo igualdad en los sueldos. Así es ni las más reconocidas, mediáticas y exitosas jugadoras se salvan.

Fuente: USWNT. 
Fuente: USWNT. 

En EUA pasa más o menos algo así. Un jugador de la selección masculina recibe por una derrota con la selección 5 mil dólares. Pero si le ganan a un país como Alemania, reciben 17.625 dólares. En cambio a nuestras ídolas les dan por partido ganado 1.350 dólares, si pierden o empatan no reciben nada. Otro ejemplo, las jugadoras recibieron un premio de solo $2 millones luego de haber ganado el mundial, que la federación distribuyó entre las mujeres y su organización, mientras que la selección estadounidense masculina recibió $9 millones por quedarse en octavos de final en el Mundial de 2014. Pero para esa federación quién es que la mantiene, prácticamente el equipo femenino. Por ejemplo: en el 2015 la selección femenina ganó 16 millones de dólares y el equipo masculino presentó pérdidas para la federación.

El mejor club, en pagas hacia las mujeres, es el Manchester City.  Los salarios van desde los 10,000 hasta los 35,000 Euros. Siendo así Steph Houghton la mejor pagada del equipo celeste con 20. 000 Euros anuales, sólo por contrato de club. Ese el sueldo de una de las mejores pagadas, en cambio Wayne Rooney gana 300. 000 Euros semanales. La diferencia es abismal, pero comparadas en otras ligas les da la posibilidad de sólo dedicarse al fútbol.

Así está la situación económica de nuestras ídolas, que en un sentido laboral, se llama explotación. Pero como a todas las que nos gusta el fútbol, el amor al arte puede más.

0 Comments

No Comment.